Así serán los nuevos patinetes eléctricos

La normativa de la DGT especifica los requisitos técnicos para mejorar la seguridad de estos vehículos

Carmen Barreiro
CARMEN BARREIRO

La reciente entrada en vigor del manual que recoge las características de los vehículos de movilidad personal (VMP) obliga a los populares patinetes eléctricos a cumplir una serie de requisitos técnicos (dimensiones, ruedas, frenos, luces, indicadores...) para poder circular por la calle. De hecho, todos los que se comercialicen a partir del 22 de enero de 2024 no solo tendrán que respetar estos requerimientos, sino que también deberán disponer de un certificado de circulación para esa marca, modelo y versión concreta. «Se trata de garantizar la seguridad vial y la protección, tanto de la persona que conduce el vehículo como de la del resto de usuarios. Y, en un segundo plano, el objetivo es que los vehículos que salgan al mercado posean unas garantías mínimas de calidad y durabilidad», explican en la Dirección General de Tráfico (DGT), encargada de la redacción del manual.

Si ha comprado un patinete eléctrico hace poco o tiene previsto hacerse con uno en los próximos meses, no se preocupe. La normativa establece un periodo transitorio en el que convivirán ambos manuales. Es decir, «todos los vehículos de movilidad personal comercializados hasta el 22 de enero de 2024 podrán circular sin estar certificados hasta el 22 de enero de 2027», precisan en la DGT. Lo que sí es obligatorio desde el pasado mes de marzo es circular con casco.

La definición de VMP engloba a los vehículos de dos o más ruedas y de una sola plaza propulsados por una batería, como es el caso de los patinetes eléctricos (pero también de las bicicletas). «La velocidad máxima a la que pueden circular los patinetes es de 25 kilómetros por hora, tanto en carretera como en los carriles bici», añaden en la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Si no alcanza los 6 kilómetros por hora se considera un juguete y no está obligado a cumplir las normas que regulan la circulación de este tipo de vehículos.

Ahora bien, el incremento de las ventas –se calcula que solo en nuestro país circulan más de un millón de patinetes eléctricos– y de la siniestralidad –en 2020 fallecieron 8 personas y casi un centenar tuvieron que ser ingresados con lesiones pese al confinamiento– ha llevado a los responsables de movilidad urbana a regular las características de este tipo de vehículos, que han modificado por completo la manera de moverse por las ciudades.

El precio medio es de 300 euros, aunque los modelos más sofisticados superan los 800

Al margen de las especificaciones técnicas, ¿en qué debemos fijarnos a la hora de comprar un patinete? «La batería y la autonomía son dos aspectos muy importantes a tener en cuenta. La mayoría cuentan con una batería de 36 voltios, potencia suficiente para desplazarse por la ciudad. Existen modelos con motores más potentes, pero se debe consultar la velocidad máxima que alcanzan, puesto que si superan los 25 kilómetros por hora no entrarían dentro de la categoría legal de VMP», advierten en la OCU. El tiempo de carga también es importante. Hay patinetes que se recargan en pocas horas y otros que necesitan una noche entera. En cuanto a la autonomía –que es la distancia que puede recorrer el patinete sin recargar la batería–, los expertos consideran que 10 kilómetros son suficientes para cubrir los desplazamientos diarios de la mayoría de usuarios.

La nueva normativa establece un peso máximo mientras circula de 50 kilos –peso del vehículo (normalmente no superan los 15 kilos) más todo el equipamiento, sin contar con el pasajero–. «Si se usa a diario es importante que sea lo más ligero posible», coinciden los expertos.

¿Comprar o alquilar?

Imagínese que quiere el patinete para usarlo una media de 15 minutos al día de lunes a viernes. Es decir, 250 días al año. En este caso, ¿compensa comprar uno o alquilarlo? La OCU ha hecho los cálculos y el resultado es claro. «Si la idea es tener uno en propiedad, el primer año pagará 360 euros (300 del patinete más los 60 euros que cuesta cargarlo a diario), mientras que si lo alquila, en apenas 100 días ya se habría gastado lo que cuesta comprar y cargar el patinete».

LAS MULTAS

  • Dar positivo en control de alcoholemia o drogas: De 500 a 1.000 euros

  • No llevar casco: 200 euros

  • Circular por las aceras: 200 euros

  • Circular por autopistas, vías interurbanas, túneles urbanos o travesías: 200 euros

  • Viajar más de una persona: 100 euros

  • Conducir sin alumbrado y sin prendas reflectantes por la noche: 200 euros

  • Circular con los auriculares puestos o usando el móvil: 200 euros

  • Estacionar en un lugar no permitido: Lo regula cada ayuntamienmto