Adelgace la factura del agua

Quite los grifos 'derrochadores', limite la cantidad de la cisterna, ponga la lavadora llena...

Carmen Barreiro
CARMEN BARREIRO

Es de los que deja el grifo abierto cuando se lava los dientes y pone la lavadora a media carga? Pues apunte este dato para hacerse una idea de la cantidad de agua que se malgasta cada día en los hogares españoles por pequeños gestos a los que apenas damos importancia. «Un grifo goteando en cada casa llenaría un estadio de fútbol en solo 18 días», destacan en la Fundación Aquae, dedicada al impulso de proyectos relacionados con la gestión sostenible de los recursos hídricos.

¿Qué podemos hacer entonces para ahorrar en la factura y evitar, a la vez, el consumo excesivo de un bien tan preciado como el agua? «Lo primero es comprobar que las instalaciones funcionan correctamente y que no tenemos ninguna fuga. Una pequeña gotera en una llave de paso desperdicia más de 75 litros al día», advierten en la Fundación Aquae.

Revise toda la grifería

El baño es, con diferencia, el lugar de la casa donde más agua se consume. Concretamente, dos tercios del total. De ahí que la mayoría de los consejos de los expertos para evitar el despilfarro se centren en esta zona de la vivienda. El gesto que más ahorra y que todos tenemos en la cabeza es cambiar la bañera por una ducha rápida de cinco minutos. Pero no es el único. Otra medida muy sencilla es cerrar los grifos. «Compruebe primero que son eficientes y no los tenga abiertos mientras se lava los dientes, se afeita o se enjabona...», aconsejan en la Organización de Consumidores y Usuarios. Para saber si los grifos expulsan más agua de la necesaria, hay que dejarlos abiertos durante medio minuto. «Si durante ese tiempo recoge más de cuatro litros, son derrochadores», advierten los expertos de la OCU. En ese caso, la solución pasa por cambiar toda la grifería de la casa por otra más moderna y eficiente, aunque existen en el mercado medidas intermedias para reducir el consumo de agua en los grifos, como la instalación de limitadores de caudal, temporizadores o aireadores, que hacen que el agua salga en forma de perlas.

Cisterna a media carga

Otro de los focos donde más se despilfarra es el inodoro. «Los modelos más eficientes cuentan con una cisterna de doble pulsador, que descarga tres litros para aguas menores y seis para mayores. Si el retrete es de los antiguos también se puede instalar un dispositivo ahorrador con doble pulsador en el interior de la carcasa cerámica o colocar un limitador en el tubo del rebosadero para reducir varios litros de agua en cada descarga», especifican en la OCU.

Mejor lavavajillas que a mano

Lo de cerrar los grifos sirve también para la cocina, la segunda estancia de la casa donde más agua se consume. Olvídese de lavar los platos a mano un par de veces al día (100 litros de media), ahorra bastante más si espera a llenar el lavavajillas (25 litros). La colada también nos permite rascar unos euros a la factura y rebajar la huella medioambiental. Un gesto tan sencillo como poner la lavadora al máximo de su capacidad «ahorra entre 2.500 y 2.800 litros al mes», dan el dato en la Fundación Aquae.

Gastos innecesarios

Y, así, suma y sigue. Descongelar la comida bajo un chorro de agua en lugar de hacerlo en la nevera o a temperatura ambiente; dejar correr el agua hasta que salga fresca para dar un trago; regar las plantas en las horas centrales del día (mucho mejor al amanecer o al atardecer); un manguerazo para limpiar la acera... «El consumo de agua se ha multiplicado por seis en el último siglo y crece a un ritmo constante de, aproximadamente, un 1% anual, lo que llevará a un empeoramiento de la calidad de vida de aquellos lugares donde el acceso a este recurso ya es un problema y comenzará a serlo en algunas regiones donde todavía no lo es», reflexionan en la Fundación Aquae.

LOS DATOS

  • 133 litros por persona y día es el consumo medio de agua en los hogares españoles, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque la Agencia Europea de Medio Ambiente lo eleva hasta los 265 litros diarios.

  • 38 euros euros al mes es la media que paga una familia de cuatro miembros por el consumo de agua en el hogar. Las tarifas varían mucho de una ciudad a otra. Un ejemplo: el precio del metro cúbico es cinco veces más caro en Murcia que en Castilla-León.