Cuánto de rápido puede correr un deportista

La ciencia y expertos creen posible batir el récord de Usain Bolt y bajar de los 9,58 segundos para recorrer el hectómetro

ISAAC ASENJO Texto LIDIA CARVAJAL Gráfico

Se puso en marcha con celeridad y alcanzó una velocidad de crucero imposible para el resto. Sólo miraba hacia el frente sin crispación. Zancadas poderosas sabedor de que quienes tenía alrededor eran incapaces de acercarse a esa aceleración propia de un ser de otro mundo. 9,58 segundos para recorrer cien metros. 37,6 kilómetros por hora de promedio, 45 km/h en la fase de mayor velocidad. Usain Bolt pulverizó un récord del mundo tan prestigioso como el del hectómetro en Berlín en 2009 que cambió la historia de la velocidad y al que nadie se ha acercado en más de una década. No contento con eso también pulverizó el cronómetro en los 200 metros, parándolo en 19,19 (0,11 menos que la anterior),​ el mayor margen que superaba cualquier récord de los campeonatos mundiales. El jamaicano no solo se hizo eterno, también dejó en la mente de todos el pensamiento de dónde se situarán los límites del ser humano si uno se entrega al máximo desde el pistoletazo de salida hasta la línea de meta. «Si hubiera estado libre de lesiones lo hubiera conseguido. Había espacio para mi mejora», lamenta en el documental de Netflix 'I am Bolt'.

La ciencia se ha mostrado siempre con un gran interés sobre el asunto y se han sucedido diferentes estudios que predicen nuevas cimas. Investigadores de la universidad de Tilburg (Holanda) calcularon la barrera de la prueba reina de velocidad con la teoría de los valores extremos. El resultado, 9,51 segundos. Cifra que rebajan en Stanford (California), que a través de un complejo modelo matemático determina el tope en 9,48. Tras el estallido de Bolt aún hay quien reduce el tiempo.

La ciencia se ha mostrado siempre con un gran interés sobre la máxima velocidad que alcanzará un ser humano y se han sucedido diferentes estudios que predicen nuevas cimas para el hombre.

Estos son los deportistas más rápidos en los 100 metros lisos:

Según distintos estudios, el límite humano está entre 9,48 y 9,51 segundos, aunque existen otras voces que incluso rebajan ese tiempo.

Sea cual sea ese límite, la velocidad que sorprende a los humanos sobre el tartán es mucho mas lenta comparada con las carreras que suceden fuera de él, cuando son los animales los que corren.

AUX STEP FOR JS

El profesor de ingeniería deportiva Steve Haake publicó un estudio sobre el rendimiento pasado de corredores en los 100 metros. Analizó la información y la extrapoló hacia el futuro para calcular el límite máximo de velocidad humana. Los resultados estiman que en las próximas décadas se alcanzarían los 9,41 s de velocidad. «Existen barreras míticas que parecían insuperables y han terminado por derribar esos muros históricos», comenta Carlos Alberto Cordente, doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. El experto hace mención al caso de los 10 segundos en los 100 metros o los 46 segundos en los 400 metros vallas. Otros, como el de las dos horas en la maratón o los 19 segundos de los dos hectómetros, continúan a la espera de ser asaltados por algún 'extraterrestre'. «Cuando Carl Lewis corrió en 9.86, nos parecía un récord casi imbatible y ahora no está ni entre los 20 más rápidos de la historia. A medida que mejoran aspectos como la alimentación, la preparación física, aspectos sociales o los materiales deportivos, existe la sensación de que el límite fisiológico de hoy no será el de mañana», anota.

«En solo 3 años (2007-2009), el récord del mundo de 100 m masculinos progresó 19 centésimas, casi lo mismo que en los 40 años anteriores (9.98 Jim Hines en 1968)», recuerda.

Virtudes físicas y genéticas

Una cuestión importante para los expertos es «no estropear al atleta desde el momento en que se inicia en el deporte», es decir «fundamentalmente hay que alimentar las fibras blancas de trabajo rápido y explosivo». Por ejemplo, durante su etapa como profesional Usain Bolt poseía un 80% de fibra blanca o de contracción rápida. Un tipo de musculatura frecuente en esprínters negros y que producen mucha energía sin recurrir al oxígeno. «Las fibras musculares realizan funciones diferentes. No le exiges lo mismo a tus músculos cuando corres una carrera de velocidad que cuando haces un medio fondo», destaca Cordente.

Se puede mejorar sobre todo la fase de aceleración, la de velocidad máxima (manteniéndola más tiempo) y aguantar mejor la pequeña caída de la velocidad en los últimos metros, mejorando para ello la técnica y la fuerza (especialmente reactiva). Los pasos finales de Bolt fueron de 3 m de longitud y sus tiempos de contacto eran inferiores a 100 milisegundos a partir del décimo apoyo. Fue una carrera casi perfecta, pero muy buena parte de esos registros se pueden acrecentar», explica José Luis López, profesor de atletismo del INEFC de Barcelona y voz de la Diamond League en Movistar+.

Los expertos coinciden en que el hombre se enfrentará en las próximas década a sus topes fisiológicos (capacidad del corazón, cerebro, músculos, ligamentos...) y/o biomecánicos con la evolución de la tecnología (la capacidad para dar pasos más grandes con apoyos más breves, a más celeridad). «La clave mental y atmosférica se antoja también fundamental para quien quiera relegar a Bolt aunque a corto plazo no se espera la irrupción de nadie», apunta Cordente.

Gestas del atletismo

Hicham El Guerrouj.

Corrió los 1.500 metros lisos en 3'26»00 en 1998, lo que significa que iba a una velocidad de 26,21 km/h

Joshua Cheptegei.

Tiene la mejor marca en 10.000 metros con un registro 26:11.00 una media global de 2:37 min/km y una velocidad de 22,9 km/h.

Eliud Kipchoge

Cuenta con una marca de 2 horas, 1 minuto y 39 segundos en la Maratón, por lo que corrió a una velocidad de 20,41 km/h