Borrar

Los espíritus del bosque apagan la luz

Los avistamientos de luciérnagas empiezan a declinar a finales de agosto, aunque aún se pueden ver en el norte peninsular; la contaminación lumínica es la principal amenaza de estas 'hadas voladoras', que se encienden para encontrar amores