Borrar
Opinión

Ignacio Marco-Gardoqui

Ojalá que acierte el Gobierno

No hay que olvidar que el monto total de la deuda aumenta sin parar, empujado por unos déficits que se producen sin descanso a lo largo de los últimos 18 años