Hombre lleva una bandera china / REUTERS

Jaque de China a la I+D de Europa y EEUU

Huawei es el mayor solicitante de patentes en todo el mundo por tercer año consecutivo

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ Madrid

La irrupción de la Covid-19 ha dejado patente la importancia de la I+D+i para superar el primer golpe de la crisis sanitaria derivada de la aparición del SARS-CoV-2. Punto de apoyo, el de la I+D+i, para salir de la crisis económica que acecha a las principales economías del mundo.

España aún sigue lejos de encabezar la investigación en el Viejo Continente. España ocupa el puesto 14 de 27 en la clasificación comunitaria, según el European Innovation Scoreboard 2020 publicado por la Comisión Europa.

En este último informe, España queda encuadrada, nuevamente, en el vagón de «moderados» por su nivel de innovación, categoría otorgada por la Comisión Europea.

El avance de cinco posiciones, aún lejos del top ten es gracias a la mejora generalizada en casi todos los indicadores señalados por las autoridades europeas en el último European Innovation Scoreboard 2020.

Sin embargo, esta deuda pendiente en las tareas española se puede extrapolar al conjunto de la Unión Europea. La inversión en I+D está cayendo en toda Europa.

A principios del milenio, Europa representaba el 22% del total mundial, en 2017 bajaba hasta el 17%, según el informe Science, Research and Innovation Performance of the EU 2020 publicado por la Comisión Europea.

Al otro lado del Atlántico, Estados Unidos también pierde peso que pasa al 26% de importancia mundial. Caídas que las aglutina China, que pasa del 5% de peso mundial en I+D al 24% actual.

Tal es la importancia que prestan las compañías del gigante asiático a la innovación que solo en 2019, Huawei registró más patentes que España. En concreto, se registraron 1.887 solicitudes de patente por parte de empresas e investigadores españoles, según el Índice de Patentes 2019 de la Oficina Europea de Patentes (OEP).

La inversión total en I+D de Huawei en la última década ha alcanzado casi los 89.000 millones de euros. Además, según datos de la compañía de telecomunicaciones, el 49% de sus empleados, unos 96.000, trabajan en proyectos de I+D.

Huawei posee más de 85.000 patentes activas, unas 30.000 se concedieron en China y más de 40.000 en Europa y Estados Unidos. Por tercer año consecutivo, Huawei Technologies fue el principal solicitante corporativo de patentes PCT en 2019, según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

En Europa, el sector público financia más de un tercio de la innovación. En el caso de España, la I+D es uno de los Estados Miembro que más depende de los fondos comunitarios para impulsar la investigación.

Según el último informe de la Comisión Europea, solo entre Alemania, Francia e Italia concentran el 61% de toda la inversión en I+D de la Unión.

No obstante, la irrupción de la Covid-19 ha trastocado todos los planes en materia de innovación de las grandes empresas. Según el nuevo ranking de Las compañías más innovadoras de 2020, elaborado por Boston Consulting Group, la innovación es una de las tres principales prioridades de gestión para casi dos tercios de las empresas.

Esto supone el nivel más bajo desde la crisis financiera en 2009 y 2010, lo que refleja el panorama económico incierto en medio de las tensiones geopolíticas antes del estallido de la pandemia.