Vendía un bolso de cocodrilo y un cuerno de elefante por Internet

06/11/2019

El Juzgado de lo Penal número 5 de Almería ha condenado a una mujer por un delito contra la fauna después de tratar de vender a través de diversas plataformas web un maletín y un objeto decorativo realizados con piel de cocodrilo y marfil procedente de un cuerno de elefante, para los que no contaba con los certificados requeridos para la comercialización dado el grado de protección de las especies.

El fallo, dictado en firme tras la conformidad de las partes y consultado por Europa Press, impone a la mujer una multa de ocho meses a razón de cuatro euros diarios al tiempo que la inhabilita por un periodo de dos años para el ejercicio de la caza o la pesca y le impone las costas del proceso.

La mujer ha sido condenada por un delito contra la fauna recogido en el artículo 334 del Código Penal, que castiga a quien, entre otros aspectos, trafique con especies protegidas de la fauna silvestres, con sus partes o derivados de las mismas; hechos por los que inicialmente la Fiscalía reclamaba un año de multa a razón de 12 euros diarios.

La acusada habría ofertado a través de conocidos portales de Internet y aplicaciones móviles para la compraventa de enseres de segunda mano varios objetos y prendas de vestir, entre los que, según la investigación que realizó la Guardia Civil, también figuraban un sombrero hecho de cría de piel de foca o un chaquetón de visón.

No obstante, y a partir del registro efectuado por la Guardia Civil, la Fiscalía tan solo formuló su acusación a partir de los objetos que se encontraron en posesión de la encausada, que fueron un maletín de piel de cocodrilo de unos 38 centímetros de largo por 35 de ancho y una cruz de marfil tallada con flores y sujeción de oro.

La condenada trató de colocar estos objetos en el mercado mediante su venta a pesar de carecer del preceptivo certificados CITES, cuyo convenio al que España se encuentra adherido establece una red mundial de controles del comercio internacional de especies silvestres amenazadas y de sus productos, exigiendo la utilización de permisos oficiales para autorizar su comercio.