Un hombre asesina a su pareja en el Cruce de Arinaga y se suicida

La Guardia Civil investiga la aparición de los cuerpos sin vida de una mujer y de su pareja en el domicilio de ella en la calle Tamabada, en el barrio del Cruce de Arinaga en el municipio grancanario de Agüimes. Fue la hija de la mujer la que halló los cuerpos, que presentan señales de disparos con arma de fuego.

CARLOS SANTANA BELTRÁN | GAUMET FLORIDO

La violencia machista no cesa. Un hombre asesinó este jueves de un tiro en la cabeza a la que había sido su pareja sentimental en el Cruce de Arinaga. Luego se suicidó con la misma arma. Los cuerpos fueron encontrados por la hija de la asesinada tras forzar la puerta de una patada con la ayuda de un vecino. Antes había estado tocando insistentemente en la puerta del edificio, ubicado en la calle Tamabada del barrio del Cruce de Arinaga, en el municipio de Agüimes. La joven llevaba un día intentando localizar a su madre.

La víctima tenía 38 años, era de origen colombiano y residía desde hacía años en Agüimes. El presunto asesino, natural de Agüimes, era conocido en el barrio como Martel o y tenía 47 años. Era ingeniero y tenía una empresa de construcción desde hacia casi dos décadas ubicada en el mismo Cruce de Arinaga. Tenía dos hijos de un matrimonio anterior.

Según confirmaron ayer fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas no constan denuncias previas por violencia machista.

El hombre no tenía antecedentes policiales y contaba con permiso de armas en vigor ya que se dedicaba a la caza. En la vivienda los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil hallaron junto a los cuerpos una escopeta, a nombre del hombre, que presuntamente fue la que usó para asesinar a la mujer y quitarse la vida. Al parecer la pareja había roto su relación recientemente.

Forense.

A las 20.15 horas se procedía al levantamiento de los cadáveres tras la llegada de la autoridad judicial y se procedió a su trasladado al Instituto de medicina legal de Las Palmas de Gran Canaria, donde se les realizará los correspondientes exámenes forenses para determinar las circunstancias exactas del fallecimiento y determinar cuándo ocurrió el crimen machista. Los agentes continuaron recabando muestras y pruebas que ayuden a esclarecer con más rigor lo ocurrido. El barrio vivió una tarde de conmoción ante este nuevo crimen machista. El llanto y los gritos de dolor de la hija de la fallecida alertaron a los vecinos tras hallar la joven los dos cadáveres en la vivienda. Unos alaridos de dolor que se repitieron en el momento en que se procedió al levantamiento por orden judicial, retumbando en las calles del Cruce de Arinaga.

Al Ayuntamiento de Agúimes no le constan denuncias por malos tratos

El alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, confirmó que a los servicios municipales de la concejalía de Igualdad que tienen que ver con la aplicación de protocolos contra la violencia de género no les constaba la existencia de denuncias por malos tratos en esta familia. El regidor municipal conocía incluso a los dos miembros de esta pareja. «Eran gente conocida del Cruce». Por los datos de que disponía, daba por hecho de que se trataba de un nuevo y desgraciado crimen machista, por lo que anunció la convocatoria de un minuto de silencio para este viernes, a las 12 de la mañana, en la fachada del Ayuntamiento de Agüimes. «Desde la corporación mostramos el rechazo más absoluto a este tipo de violencia, no hay argumentos ni motivos que justifiquen agresiones de esta naturaleza», apuntó Óscar Hernández. Ayer recordaba que no hacía muchos días que los pudo ver, no precisó si a los dos o uno de los miembros de esta pareja, en un acto que se celebró en la plaza cubierta del Cruce, la 1º de Mayo.