Sucesos

Un anciano mata a otro a muletazos en Tenerife

12/01/2018

El presunto homicida, de 73 años, se ha negado este viernes a declarar ante el juez, que ha ordenado su ingreso cautelar en la unidad psiquiátrica del Hospital Universitario de Canarias.

Santa Cruz de Tenerife

El anciano que la noche de este miércoles supuestamente mató a muletazos a su compañero de habitación en la residencia Hogar Santa Rita de Puerto de la Cruz ha ingresado de manera cautelar y por orden de la jueza que instruye el caso en la unidad psiquiátrica del Hospital Universitario de Canarias (HUC). El hombre, J. L. D., de 72 años, fue reconocido en la mañana de este viernes por el forense para determinar si está en condiciones de que el juez pudiera tomarle este mismo viernes declaración. Se da la circunstancia de que el hombre está incapacitado judicialmente desde el año 1984. Finalmente, el autor confeso del homicidio se negó a declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Puerto de la Cruz, que lo ha acusado un presunto delito de homicidio y ha decretado su ingreso la unidad psiquiátrica hospitalaria.

Fue un celador de la residencia el que se percató de lo ocurrido la mañana de este jueves cuando acudió a la habitación que ambos hombres compartían y se encontró con uno de ellos ensangrentado y aparentemente muerto en su cama y al otro sentado en la suya.

El supuesto homicida confesó a la persona que se encontró con la escena que le había golpeado porque lo insultó, «porque le nombró a su madre», relató la mañana de este jueves el presidente de la Fundación Hogar Santa Rita, Roque Silva, que, además, explicó que conocía a los dos usuarios desde hacía años, que vivían en la residencia, y que nunca, ninguno de los dos, habían manifestado comportamientos agresivos. Los dos usuarios llevaban casi una década viviendo en la residencia.

Sobre la una de la mañana, después de una discusión, según confirmó el propio agresor, le comenzó a pegar con su muleta al otro hombre hasta matarlo, relató Roque Silva. El fallecido, de 69 años de edad, es natural de Puerto de la Cruz, mientras que el agresor, de 72 años, es de La Guancha. Ambos tenían diagnosticados problemas mentales.

En el centro, los usuarios y sus trabajadores están consternados porque nunca, desde que el 9 de noviembre de 1990 abrió sus puertas en Punta Brava y desde hace 18 años en Las Dehesas, había sucedido algo igual, afirmó Roque Silva.

En el Hogar Santa Rita residen actualmente 648 ancianos.

La Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía se ha encargado de las diligencias para esclarecer las causas del homicidio.