Trae cocaína en un doble fondo a Canarias

24/04/2019

Ingresa en prisión un turista belga tras aterrizar en Gran Canaria con más de tres kilos de estupefaciente ocultos en dos paquetes en un doble fondo de su maleta de mano.

Agentes de la Guardia Civil del aeropuerto de Gran Canaria detuvieron el pasado lunes 1 de abril a un turista, de nacionalidad belga, de 38 años, e identificado como N.A., como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, según informó ayer la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas en un comunicado de prensa.

Los hechos se remontan al pasado lunes 1 de abril, cuando el detenido aterrizó en el aeropuerto grancanario, en principio para disfrutar de unas vacaciones. Su actitud despertó las sospechas de los agentes, que procedieron a realizar el correspondiente registro de las pertenencias del hombre en la zona de Aduanas. Agentes del Destacamento Fiscal del aeropuerto detectaron que las maletas de N.A. presentaban un doble fondo al pasarlas por el escáner.

Durante el análisis pormenorizado del equipaje que portaba, y tras retirar la parte que cubría el doble fondo preparado, los agentes hallaron varios paquetes con una sustancia sospechosa de color blanco.

Análisis

Ante estos hechos, los agentes procedieron a comprobar qué contenían dichos paquetes, sacando una pequeña muestra de ellos y, tras aplicarle los reactivos de los preceptivos narcotests, resultó dar positivo como cocaína. Por ello se procedió a la detención del turista de nacionalidad extranjera. Una vez pesados se comprobó que los paquetes portaban 3.250 gramos de cocaína.

El turista fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Telde, que decretó su ingreso en prisión provisional como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Otra intervención desarrollada por agentes de la Guardia Civil en colaboración con una empresa de seguridad privada que opera en el aeropuerto de Gran Canaria permitió el pasado lunes 25 de marzo la localización de un paquete enviado a través de una empresa de mensajería con destino a Grecia, simulando un envio sin valor apreciable, que ocultaba dos piedras de hachís de 100 gramos de peso en total Tras las pesquisas policiales realizadas para localizar al remitente, la Guardia Civil dio con su paradero, identificándolo como A.A.P. de 39 años y de nacionalidad española. Se le investigó como presunto autor de un delito contra la salud pública y quedó a disposición junto a la droga intervenida del correspondiente Juzgado en funciones de guardia de la localidad de Telde.