Quince motoristas han perdido la vida en las islas en lo que va de año

07/07/2018

Muere un motorista en Tenerife tras colisionar con un turismo en la carretera TF-655 entre el Parque de la Reina y Cho. Es el sexto motorista que fallece en Tenerife desde enero

El fallecimiento de un motorista, de 49 años, tras colisionar contra un turismo sobre las 11.00 horas de ayer en la carretera TF-655, entre el Parque de la Reina y Cho, en el municipio tinerfeño de Arona eleva a quince los motoristas que han perdido la vida en lo que va de año en las carreteras canarias. En un año especialmente trágico para el colectivo de las dos ruedas.

En lo que va de año Gran Canaria y Tenerife han registrado seis motoristas fallecidos cada una- en ambos casos han sido cinco hombres y una mujer- frente a los dos motoristas muertos en La Palma y un único fallecido en Fuerteventura. Todas las víctimas eran residentes en las islas.

Enero es de momento el mes más trágico para los motoristas canarios con seis muertos, cuatro en Gran Canaria, uno en Tenerife y otro en La Palma. Fue el peor mes de enero de los últimos siete años.

Se da la circunstancia que el último motorista fallecido en las islas, antes de la víctima de ayer, también se accidentó en Tenerife. El pasado 14 de mayo una motorista, de 39 años, fallecía al colisionar con un turismo en una rotonda en la carretera general del sur, en la zona de Taco, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife.

La motorista presentaba graves lesiones y durante la asistencia prestada por el personal sanitario del Servicio de Urgencias Canario (SUC), desplazado al lugar en dos ambulancias, sufrió una parada cardiorrespiratoria. Tras practicarle maniobras de reanimación básicas y avanzadas sin obtener resultado, se confirmó su fallecimiento.

En cuanto al caso concreto de ayer el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibía a las 11.05 horas una llamada alertando de la colisión entre una motocicleta y un turismo en la carretera TF-655, a su paso por el municipio tinerfeño de Arona, según informaron fuentes del citado servicio de emergencias.

Al lugar se enviaron a dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una de soporte vital básico y otra medicalizada, junto a efectivos de la Guardia Civil.

Una persona que se identificó como enfermero en el lugar del accidente comprobó que el motorista se encontraba en parada cardiorrespiratoria y le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del personal sanitario del SUC en las dos ambulancias.

Al llegar al lugar del accidente constataron que el afectado permanecía en parada cardiorrespiratoria y continuaron con las maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento tras varios minutos de esfuerzo.

Los agentes de la Guardia Civil se encargaron de realizar el atestado correspondiente y custodiaron el cuerpo del motorista hasta la llegada de la autoridad judicial que decretó su levantamiento, además de investigar las causas de la colisión.