Estado en el que quedó el vehículo. / C7

Se quedó sin frenos y se precipitó 130 metros por un barranco en La Sorrueda

El conductor, de más de 70 años, pudo salir por su propio pie y con heridas leves. La Policía Local de Santa Lucía de Tirajana montó un dispositivo de búsqueda porque cuando localizó el coche no había nadie dentro

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

Un hombre vecino de Vecindario (Santa Lucía de Tirajana), con más de 70 años de edad, perdió los frenos de su vehículo y se precipitó este miércoles 130 metros abajo por el barranco de Tirajana, cerca de la presa de La Sorrueda, según informa la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana. El conductor salió despedido durante la caída y eso puede que le salvara la vida. El coche quedó hecho un ovillo y su chófer solo sufrió heridas leves, en su mayoría, contusiones.

El accidente tuvo lugar durante la tarde, pero los servicios de emergencia no fueron activados hasta pasadas las 19.00 horas. Acudieron también bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, que fueron alertados ante la posibilidad de tener que rescatar al conductor.

Pero cuando llegaron, el coche estaba vacío y no había siquiera rastro de sangre, por lo que se montó un intenso dispositivo de búsqueda por el entorno. Los agentes no sabían que el hombre, que pudo salir del lugar por su propio pie, había llamado a su hijo y que éste lo había trasladado al Hospital Insular.

El dron dispone de cámara térmica y puede operar de noche

Entre que la operación de rastreo les coincidió con al atardecer y que la orografía del lugar es algo abrupta, fue activada también la Unidad de Drones de la Policía Local de Telde, que se personó en el lugar del accidente pasadas las 21.30 horas y ayudó a buscar al posible herido. No se descartaba tampoco que pudiese haber resultado muerto y que en la caída del coche su cuerpo hubiese sido despedido. El dron dispone de cámara térmica y puede trabajar pese a la falta de luz.

El dispositivo se desactivó en torno a la una de la madrugada, cuando finalmente pudo ser localizado el hijo del herido y este les informó de que su padre estaba bien. Los restos del vehículo siguen en el barranco a la espera de que sean retirados.