El hombre herido tras la agresión. / GC

Pierde un ojo tras ser agredido por dos hombres cazando ilegalmente

Los dos cazadores, padre e hijo, han sido detenidos

J.M.L.

Una reprensión a dos cazadores que estaban cazando ilegalmente cerca de unas viviendas le ha costado un ojo a un vecino de Casarrubios del Monte (Toledo). Los hechos ocurrieron cuando dos cazadores de 58 y 28 años, padre e hijo, salieron de un coto privado de caza de este pueblo y accedieron a un camino vecinal de una zona de seguridad próxima a unas viviendas unifamiliares donde está prohibido cazar por ser un área habitada.

Un vecino les llamó la atención por esta acción y se inició entonces una fuerte discusión en la que el cazador más joven le agredió en el rostro con la culata de su escopeta. Como consecuencia del fuerte golpe, la víctima comenzó a sangrar abundantemente del ojo izquierdo. Más tarde fue evacuado al Hospital Universitario de Toledo donde fue intervenido quirúrgicamente por la pérdida total de la visión de su ojo y hubo hubo que extirparle el globo ocular.

Los dos cazadores, antes de la agresión. / GC

Los agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación han acabado deteniendo a los dos cazadores, vecinos de Novés (Toledo) por dos delitos de lesiones, uno de ellos grave, y por dos delitos de amenazas con arma de fuego pues llegaron a encañonar y a amenazar de muerte a la víctima. Los detenidos, a los que se les han intervenido seis armas de fuego, han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Illescas (Toledo).