Las cuotas pesqueras han empequeñecido el sector en las islas. / C7

570 pesqueros operan en Canarias frente a los más de 8.000 que trabajaban en los 70

En los años 70 La Luz llegó a ser primer puerto pesquero de España. Hoy solo 2.000 personas trabajan en este sector

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Es difícil entender el desarrollo de Canarias y sobre todo de la isla de Gran Canaria sin la actividad pesquera, que fue eje clave del crecimiento del puerto de Las Palmas en los años 60 y 70, cuando llegó a ser incluso el primer puerto pesquero español gracias al banco canario sahariano. Este fue el momento de la flota japonesa, la coreana y la soviética, sobre todo atunera y de arrastre, que utilizaba La Luz, para descargar y reexportar la carga.

Más de 8.000 barcos operaban entonces en las islas y la actividad pesquera no solo se limitaba a las capturas sino que, en torno a ellas, se generó una industria auxiliar de frío, logística y empaquetado que generó riqueza y empleo.

Hoy aquella actividad se ha perdido prácticamente y debido a los sistemas de cuotas que impone la Unión Europea al sector pesquero canario la situación es cada vez más complicada, como apunta el director de Pesca del Gobierno de Canarias, Carmelo Dorta. «De momento sobrevivimos pero si no se aumentan las cuotas lo vamos a pasar muy mal», advierte.

En las islas existen actualmente en torno a 572 pesqueros, la mayoría de ellos operan en aguas próximas a Canarias salvo unas 34 atuneros que trabajan en la costa de África o incluso en Madeira y que suelen salir varias veces al mes y estar faenando fuera de casa unas dos semanas. Sus capturas se quedan en las islas o se venden a la península, al igual que ocurre con en torno a otras 20 embarcaciones de tipo polivalente, especializados en túnidos y otro tipo de pescados, faenan entre islas y suelen permanecer en aguas del archipiélago pero están fuera de su base más de una semana. El resto de las embarcaciones operan cerca de la costa canaria, según explica Dorta.

Estas son los pesqueros que forman parte de la flota artesanal. A ellos habría que sumar otras diez embarcaciones de pesca industrial que operan en el puerto de La Luz y que faenan en las costas de África gracias a licencias y acuerdos del Gobierno español con los países africanos. Estos barcos, que forman parte de Anacef, elaboran y preparan en alta mar las capturas para luego reexportarlas fuera de Canarias. Como ellos, en ocasiones recala en La Luz algún barco chino o japonés, que llega a provisionarse o a reparaciones.

Actualmente son más de 2.000 las personas que trabajan en pesqueros en las islas (en torno a la mitad vinculadas a las 25 cofradías que hay en Canarias). Las capturas fueron en 2021 8.600 toneladas con un valor de 30,8 millones; en 2008 se capturaron 9.900 toneladas, según datos del Gobierno de Canarias.