Una niña de 10 años muere al caer desde un octavo piso en Valencia

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación del suceso

I. D. Valencia

Conmoción en Valencia por la muerte de una niña de diez años este domingo. La menor se precipitó desde el octavo piso del inmueble en el que residía y cayó sobre el tejado de la planta baja, falleciendo en el acto.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 8:00 horas del domingo cuando la menor se precipitó por causas todavía desconocidas. Hasta el lugar del suceso se desplazaron varias unidades de la Policía Nacional y una ambulancia del SAMU, cuyos especialistas, pese a los intentos de reanimación de la menor, no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Según apuntaron algunos vecinos del inmueble, la víctima, que convivía en el piso con dos adultos y varios menores, fue auxiliada en un primer momento por un residente del edificio que escuchó un golpe y, al asomarse a la ventana de su vivienda, acudió a socorrer a la niña.

También se trasladaron a la zona agentes de la policía científica para recabar pruebas. Fuentes de la investigación explicaron que la Policía Nacional no encontró indicios criminales durante la minuciosa inspección que realizó en el edificio. Los agentes del Grupo de Homicidios tratan ahora de esclarecer las causas y trabajan con varias hipótesis sobre la caída de la menor.

En la calle, mientras, los residentes de la zona mostraban su incredulidad y tristeza al ser preguntados por el trágico suceso. Algunos se enteraban de lo sucedido por los periodistas y otros habían sido testigos del amplio despliegue policial en su calle a primera hora de la mañana. Precisamente la temprana hora del accidente y el hecho de ser domingo, con los pocos comercios de las inmediaciones cerrados, hicieron que varios transeúntes se acercaran a los corrillos a preguntar qué había ocurrido.

No es el primer suceso de este tipo que sucede en la Comunitat durante este mes. Hace dos semanas, un accidente acabó con la vida de un niño de tres años que se precipitó desde la altura de un tercer piso por el hueco de la escalera. Los hechos ocurrieron en la localidad castellonense de Alfondeguilla. Y el pasado mayo otro menor de 12 años fallecía en el hospital por las graves lesiones que sufrió al caer desde la cuarta planta de un edificio en Algemesí. La víctima jugaba con otros menores en el tejado de uralita y se precipitó al vacío al romperse la cubierta y colarse por un agujero.