Los servicios de rescate trabajan en la zona del accidente. / EFE

Dos muertos al volcar un autobús con una veintena de temporeros en Sevilla

Otras cuatro personas han resultado heridas con pronóstico grave y 19 están lesionadas

EP Pedrera (Sevilla)

Dos personas han fallecido, una ha resultado herida muy grave, tres más están graves y 19 están lesionadas, tras volcar a primera hora de este miércoles un autobús que transportaba temporeros cuando el mismo circulaba por el municipio sevillano de Pedrera, en la Sierra Sur, un accidente cuyas causas investiga la Guardia Civil.

El alcalde de Pedrera, Antonio Nogales, ha explicado a Europa Press que el autobús siniestrado hacía una «ruta» de recogida de temporeros por diferentes municipios, como los de Puente Genil y Priego de Córdoba en dicha provincia y Pedrera y Gilena en el caso de Sevilla, para transportarlos hasta Antequera (Málaga) para participar en la campaña del ajo.

En el momento del accidente, según el alcalde, el vehículo llevaba ya «una hora y media» de recorrido, con lo que a bordo del mismo viajaban temporeros de diferentes municipios como los ya citados, la mayoría de ellos «de nacionalidad rumana».

Según ha precisado, en torno a las 6,50 horas, en el tramo de la carretera A-8327 que separa Pedrera de La Roda de Andalucía, el autobús volcó «en una curva relativamente peligrosa pero no excesivamente peligrosa», contando dicha curva «con visibilidad», tratándose de una carretera «estrecha pero sin muchos problemas», según palabras del alcalde.

4 heridos graves

El vuelco del vehículo se ha traducido en la muerte de dos de los viajeros, mientras otros 23 han resultado heridos. Una de las personas heridas ha tenido que ser trasladada al hospital Virgen del Rocío, en estado muy grave, para ser intervenida quirúrgicamente y otras tres se encuentran en el hospital de La Merced de Osuna y precisan ser intervenidas al estar en estado grave, mientras que 19 presentan policontusiones de carácter leve.

Actualmente, se están realizando los estudios radiológicos necesarios a estas 19 personas en el Hospital de La Merced, en Osuna. Desde este centro hospitalario, se está prestando apoyo psicológico a los afectados y se cuenta, además, con la colaboración del Colegio de Psicólogos que ha ofrecido a personal especializado en catástrofes.

De todos los trabajadores que viajaban en el autobús siniestrado han salido ilesas, al menos, otras 12 personas, según fuentes sanitarias. El conducto del autobús, según la Guardia Civil, ha arrojado resultados negativos en las pruebas de alcohol y de estupefacientes a las que ha sido sometido, con lo que el Instituto Armado está investigando las causas del siniestro.

Reacciones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado su pésame a los familiares de los dos fallecidos en el siniestro de circulación. «Todo mi cariño, también, para los heridos. Espero que se recuperen pronto», ha manifestado en la red social Twitter.

También en su cuenta en Twitter, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha trasladado sus condolencias a los familiares de los fallecidos y ha indicado que en el Gobierno andaluz están muy pendientes de la evolución de los heridos de distinta gravedad que están siendo atendidos.

Los sindicatos UGT y CCOO, de su lado, han llamado a «depurar responsabilidades» y han advertido de que se personarán en la investigación que se ha abierto por «si hay irregularidades».

En concreto, el secretario general de UGT, José Álvarez, y la responsable del sindicato en Andalucía, Carmen Castilla, han recordado que «ya son 37 los trabajadores fallecidos» en lo que va de año, a los que «se suman dos nuevos más». «Vamos a investigar a fondo la situación en la que se encontraban estos trabajadores, si tenían contrato o no y nos personaremos si hay irregularidades. Es inaceptable esta cifra».

El secretario general de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, ha trasladado también su apoyo a las familias de los trabajadores fallecidos y heridos en el siniestro y ha ofrecido el asesoramiento del sindicato para esclarecer lo ocurrido y «depurar posibles responsabilidades».