Imagen del inmueble donde ocurrieron los hechos. / C7

Muere tras quemarse a lo bonzo y provoca un incendio en la casa de su ex en Vecindario

El hombre originó un incendio en el inmueble, en cuyo interior se encontraba su expareja -sobre la que tenía orden de alejamiento- y la novia de su hija

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Un hombre de 60 años ha muerto en Los Llanos, Santa Lucía (Gran Canaria), tras acudir a la casa de su expareja y prenderse fuego a lo bonzo, en unos hechos ocurridos a las 15.30 horas de este viernes. La víctima perdió la vida dentro del garaje del inmueble de tres plantas situado en la calle Diego de Ordaz número 20, en Vecindario, mientras que las dos mujeres que estaban en el interior del inmueble fueron rescatadas con vida por agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Santa Lucía.

Según las primeras averiguaciones, se presume que el fallecido -de nombre Julio Agustín Herrera Pérez- había acudido al domicilio de su expareja -de 56 años- quebrantando de esta forma una orden de alejamiento que tenía sobre ella. En la vivienda también se encontraba la novia de la hija, de 21 años. Al llegar, estrelló su furgoneta contra la puerta del garaje, según testigos presenciales, y luego se quemó rociándose con gasolina originando un incendio en el inmueble.

El servicio de urgencia 112 recibió numerosas llamadas de auxilio y al lugar acudieron agentes de la Guardia Civil y Policía Local de Santa Lucía, además de efectivos de bomberos del Consorcio, Protección Civil y dos ambulancias del SUC, una sanitarizada y otra medicalizada. Las dos supervivientes fueron rescatadas por un agente de la Guardia Civil y otro de la Policía Local, que entraron en la azotea desde una casa contigua. utilizando andamios y escaleras cedidas por los vecinos. También rompieron una puerta blindada con un mazo.

En este sentido, cabe destacar que la Guardia Civil sigue contado con 22 plazas vacantes en Vecindario y esta precariedad afecta de forma directa a la protección de las víctimas de violencia de género ya que solo hay tres agentes especializados y dedicados a esta tarea para un total de 150 víctimas.