Mató a su hijo porque perdió la custodia

11/10/2019

El Juzgado de Violencia contra la Mujer de Almería otorgó el pasado lunes la guardia y custodia del niño de siete años Sergio a su padre después de que él solicitase modificar las medidas vigentes desde 2017 argumentando "desatención" al menor por parte de su madre, A.M.B.L, quien continúa en las dependencias de la Guardia civil detenida como presunta autora de la muerte violenta del pequeño.

El padre presentó el 6 de septiembre de este mismo año ante el juzgado, que mantenía abierto un procedimiento por unión de hecho contenciosa, la demanda para la modificación del régimen de guarda y custodia, y la vista, en audiencia pública, para oír a las dos partes se celebró el 4 de octubre.

En el transcurso de esa vista, según han indicado a Europa Press fuentes judiciales, se solicitó que se revocase la guardia y custodia concedida a la madre con régimen de visitas al padre alegando que no cumplía con sus obligaciones materno filiales y que cuando el niño estaba con A.M.B.L., de 38 años, "no iba a clase, no comía bien o no estaba cuidado en condiciones, con falta de higiene".

"En ningún momento se apuntaron circunstancias que supusieran la existencia de un riego vital para el menor", han precisado al tiempo que han señalado que la sentencia que resolvía retirar la guarda y custodia a la madre tiene fecha de 7 de octubre, por lo que estaba en trámite de notificación sin que hayan podido precisar si la detenida ya tenía conocimiento del fallo cuando quitó presuntamente la vida a su hijo.

Fuentes cercanas al caso han trasladado a Europa Press que, además, en este mismo año, el Juzgado de Primera Instancia 8 de Almería decretó el internamiento involuntario en Salud Mental de la mujer. El ingreso se prolongó durante nueve días, tras lo que recibió el alta médica con prescripción de tratamiento farmacológico.

El procedimiento de unión de hecho contenciosa se inició de forma paralela a unas diligencias previas por vía penal el 5 de abril de 2017, cuando A.M.B.L. presentó un denuncia por presuntos malos tratos del padre de su hijo hacía ella. El informe de violencia de género fue negativo y se remitieron las diligencias al Juzgado de lo Penal 4 de Almería que dictó sentencia absolutoria en febrero de 2019.

Al no ser firme la sentencia, el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Almería continuó la pieza contenciosa de medidas sobre el hijo en común y, el 23 de enero de 2018, se otorgó de forma definitiva, tras un acuerdo entre las partes, la guardia y custodia a la madre y se impuso un régimen de visitas al padre.

"No había nada que pudiera hacer pensar que existiese riesgo para la vida del niño porque, en el proceso, siempre se ha alegado desatención y no otro tipo de circunstancias", han remarcado las fuentes.

El padre de Sergio, cuyo cuerpo sin vida fue trasladado por su madre en coche desde la casa familiar de Huércal de Almería hasta el domicilio de una conocida en la barriada de Las Norias de Daza, en El Ejido, también presentó una denuncia ante el Juzgado de Instrucción 1 de Berja este mismo año contra la madre de Sergio que finalmente fue archivada si bien no se ha precisado por qué delito.