Los Geas detectan nueve infracciones en varios centros de buceo de Lanzarote

17/07/2019

El Grupo de Especialistas de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil en la Comandancia de Las Palmas denunció, entre los días 26 y 28 del pasado mes de junio, nueve infracciones administrativas en centro de buceo de los municipios de Tías, Yaiza, Tinajo y Teguise, por infringir las diferentes normativas que regulan la práctica del buceo deportivo recreativo.

Dentro de sus diferentes competencias y funciones, los agentes del GEAS realizan inspecciones periódicamente en centros de buceo, clubs y empresas dedicadas al ejercicio de las actividades subacuáticas; inspeccionando en el caso de Lanzarote 16 centros de buceo, un club de buceo y siete puntos de inmersión en zonas propias desde tierra.

De las inspecciones realizadas los agentes del GEAS denunciaron un total de 9 infracciones, de las cuales: tres denuncias tramitadas a la Consejería de Pesca del Gobierno de Canarias, por infracciones al Decreto 35/2006 de 25 abril por el que se regulan los centros de buceo y las enseñanzas deportivas-recreativas en la Comunidad Canaria, al no poseer la autorización que emite la Viceconsejería de Pesca del Gobierno para la apertura de centros de buceo, así como no poseer ni rellenar los libros oficiales de control de equipos y cliente y, cinco denuncias a la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, por infracciones al Real Decreto 2060/2008, en su Instrucción Técnica Complementaria EP5, que se refiere a los centros de recarga y centros de inspección de botellas de equipos de aire respirable, y que regula las condiciones de seguridad de las instalaciones de recarga así como los requisitos y controles necesarios para respiración autónoma en actividad subacuáticas. En concreto fueron por no haber realizado la correspondiente inspección periódica quinquenal (OCA) de un compresor, no presentar informe escrito del resultado de la revisión y comprobación anual, mencionando el correcto funcionamiento de todos los elementos de control y seguridad de la instalación, no presentar certificados de la inspección visual anual en las botellas de buceo. A esto se sumó y una denuncia a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Las Palmas, por encontrarse un trabajador de un centro de buceo -previo a la inmersión- sin el correspondiente reconocimiento médico en vigor y todas las denuncias han sido tramitadas a las citadas autoridades o entidades administrativas, encargadas de los correspondientes expedientes sancionadores conforme a la Ley de Procedimiento Administrativo Común.