Así llegó un fardo de hachís a la costa de Arrecife