La mujer asesinada en Fuengirola llevaba tres meses separada

13/01/2019

El hombre detenido por presuntamente acabar con la vida de su expareja en Fuengirola (Málaga) este pasado sábado pasará previsiblemente el lunes a disposición judicial, según ha informado la subdelegada del Gobierno, María Gámez.

Los hechos sucedieron sobre las 19.00 horas, cuando se recibieron avisos que solicitaban ayuda para una mujer que había sufrido una agresión con arma blanca en un domicilio de la calle San Salvador en Fuengirola, según informaba su hijo, de 16 años y que resultó herido leve.

Los operativos desplazados al lugar certificaron el fallecimiento de una mujer de 47 años, que presentaba varias heridas de arma blanca en distintas partes del cuerpo, como el tórax y el cuello, según han confirmado fuentes cercanas a la investigación. La autopsia se realiza este domingo.

Poco después de los hechos, la Policía Nacional detuvo a la expareja de la mujer, un hombre de 50 años y nacionalidad alemana, que fue localizada en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga).

La mujer, de 47 años y de nacionalidad española, acababa de mudarse a su nueva vivienda, donde se produjo el crimen, para estar más cerca de sus padres. Cabe señalar, además, que Leonor conocía a su expareja y, a la postre, agresor, desde los 15 años.

La subdelegada ha señalado que la actuación policial se inició «inmediatamente que se tuvo conocimiento por parte del propio hijo y los vecinos de que había ocurrido algo muy grave» y «en menos de dos horas fue detenido» el supuesto agresor, que «pasará en el día de mañana a disposición judicial».

En declaraciones a los periodistas tras el minuto de silencio convocado en las puertas del Ayuntamiento de Fuengirola en repulsa por este crimen, Gámez ha ratificado que no consta «denuncia previa ni antecedentes ni ningún tipo de registro en VioGen» respecto al detenido.

Asimismo, ha señalado que «por desgracia hay un menor de edad, que estuvo presente y también es otra víctima de esta terrible violencia machista». Al respecto, ha dicho que afortunadamente sus lesiones físicas «no revisten gravedad» y que por las noticias que tiene «está con familia extensa», aunque serán los servicios sociales los que «tendrán disponer a cargo de quién queda».