La Guardia Civil investiga a 46 personas por 100 incidentes de contaminación marina

13/12/2019

La Guardia Civil investiga a 46 personas por delitos vinculados a un centenar de incidentes de contaminación marina y tráfico de residuos, entre ellos 25 vertidos ilegales, en una operación dirigida por Interpol en todo el mundo en la que se han realizado 17.000 inspecciones, un millar en territorio español.

Se trata de la operación "30 días en el mar" en la que también ha participado la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y Europol, en la que se han detectado 3.000 incidentes relacionados con vertidos al mar en todo el mundo, informa la Guardia Civil.

Han intervenido más de sesenta países a través de doscientas agencias, en España el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que ha realizado 1.028 inspecciones en buques, puertos, empresas, instalaciones y otros posibles focos de emisión de vertidos en el mar.

En España se han descubierto 25 vertidos ilegales al mar que han causado en algunos casos la eliminación de animales autóctonos y de vegetales debido al deterioro que presentaban las aguas.

El vertido más contaminante se ha registrado en la costa del Sol, donde el caudal de aguas residuales domésticas e industriales sin depurar alcanzan los 34 millones de metros cúbicos.

Por su parte, en la Región de Murcia también se ha iniciado una investigación después de que las ultimas inundaciones permitieran detectar los vertidos que han causado la muerte por asfixia de miles de peces.

Las actuaciones del Seprona también se han centrado en la prevención y persecución del tráfico ilícito de residuos, en particular de plásticos que son enviados a otros países, especialmente Asia, para ser quemados o vertidos de forma descontrolada.

En Tenerife varias personas han sido investigadas por el envío ilegal de residuos peligrosos a África, y en la Comunidad Valenciana se han identificado diversas empresas que obtenían beneficios ilícitos exportando plásticos a Asia, cuyas autoridades han priorizado la lucha contra el vertido descontrolado de los que son importados.

En muchas regiones españolas también se han detectado vertidos de residuos plásticos generados por la agricultura intensiva y aguas perjudiciales para el mar producidas por desalobradoras y desaladoras ilegales.

Par esta operación el SEPRONA ha contado con la colaboración de las direcciones generales de Marina Mercante y de Aduanas e Impuestos Especiales, así como de la Escuela de Ingeniería Marina de la Universidad de Cádiz para las mediciones y estudios de sulfuros y gases emitidos por distintos buques.

La Dirección General de la Guardia Civil recuerda que la contaminación marina es una amenaza grave y creciente contra el medio ambiente que plantea riesgos para la salud pública y la seguridad alimentaria debido al agotamiento de las poblaciones de peces.

Asimismo, que según el último informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la pérdida de oxígeno en los océanos a causa del aumento de los vertidos contaminantes amenaza la biodiversidad marina y la pesca y constituye un factor de riesgo en la emergencia climática actual.