Intensifican las pesquisas sobre la muerte de un paciente en el Negrín

06/07/2018

La Policía Nacional revisa el sistema de videovigilancia y sigue tomando declaración a los trabajadores y demás pacientes del Bloque A de la sexta planta del Hospital Universitario Doctor Negrín. Ayer la normalidad fue la tónica general tras saltar a la opinión pública el caso

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía encargados de investigar el hallazgo en la madrugada del pasado miércoles del cuerpo sin vida de un paciente del Bloque A de la sexta planta de la Unidad de Medicina Interna del Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria, con heridas de arma blanca en el tórax, ya cuentan en su poder con las imágenes grabadas por el circuito de videovigilancia con el que cuenta en centro hospitalario.

Las imágenes grabadas durante las horas previas al hallazgo del cuerpo del anciano, encamado y de avanzada edad, fue hallado por un auxiliar de enfermería sobre las 04.00 horas del jueves momento en el que se dio aviso.

Los agentes también cuentan con el testimonio de los trabajadores que se encontraban de guarida en ese momento y de otros pacientes de la planta, como el que comparte habitación con el fallecido.

Las pesquisas se han intensificado para intentar aclarar qué fue lo que sucedido en la habitación de la sexta planta del hospital capitalino para ir desentrañando las incógnitas que rodean el caso. A las imágenes y la declaración de los trabajadores de guardia aquella noche se suman los testimonios del personal de seguridad con el que cuenta el centro hospitalario por si hubiesen visto algo sospechoso durante aquella madrugada.

Junto a la toma de muestras del arma blanca, al parecer una pequeña navaja hallada en la cama del fallecido, que permanecía ensangrentada y el análisis de las muestras recabadas poco después del hallazgo en la habitación del hospital.

De momento, todas las hipótesis permanecen abiertas, si bien adquiere mayor peso la idea de que el anciano se autolesionase ocasionándose la muerte.

Investigación. No obstante, el mutismo y la discreción siguen siendo la tónica entre los investigadores. A preguntas de este diario, la Jefatura Superior de Policía de Canarias se limitó a comentar ayer que hay una investigación al respecto y no se pueden hacer declaraciones. Los investigadores acudieron de madrugada al hospital poco después de que se localizase el cuerpo sin vida del anciano, tirado en el suelo de su habitación, con la vía y la sonda arrancadas y rodeado de sangre y con signos de violencia. A esto se sumó el detalle de que la barra de seguridad de la cama no estaba puesta y esta se encontraba visiblemente revuelta.

Fuentes del Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria subrayaron ayer su total colaboración y máxima disposición a los investigadores que se encargan desde la madrugada del pasado jueves de averiguar lo sucedido en la habitación de Medicina Interna. Desde el primer momento el centro ha colaborado con la Policía Nacional.

Fuentes cercanas a las pesquisas mostraron ayer su cautela y apuntaron que las pesquisas tienen sus tiempos y hay que respetarlos, mientras se intensifican las pesquisas para aclarar lo sucedido.

La normalidad fue ayer, al igual que durante la jornada del jueves horas después del hallazgo del cadáver del paciente con heridas de arma blanca, la tónica general en todo el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria. Un centro referente en las islas y por el que pasan a diario miles de personas entre pacientes, personal sanitario, trabajadores y familiares de los pacientes. Un rutina que no se vio sacudida por la noticia que sí ha causado cierto impacto en la sociedad grancanaria.