Momento de la detención. / GUARDIA CIVIL

Incautadas más de once toneladas de droga procedentes de Marruecos

La marihuana y el hachís iban a ser distribuidos por toda España y otros países europeos y su valor ronda los 100 millones de euros en el mercado negro

J.M.L. Toledo

La Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería francesa y EUROPOL, ha desarticulado una organización criminal formada por diez personas –ocho hombres y dos mujeres- que se dedicaban al tráfico internacional de droga.

La banda, a la que se han decomisado algo más de once toneladas de droga valoradas en 100 millones de euros en el mercado negro -9.600 kilos de hachís y 1.450 de marihuana- obtenía la mercancía en Marruecos y después la comercializaba por toda España y otros países europeos como Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Rumanía. A los arrestados, de nacionalidades española, rumana, italiana y francesa, también se les han intervenido ocho armas de fuego, un teléfono satelital, dos máquinas envasadoras de marihuana al vacío, numerosos teléfonos móviles –la mayoría encriptados-, siete vehículos de alta gama –dos de ellos con dobles fondos para ocultar la droga-, cuatro cámaras de vigilancia camufladas, sistemas de seguimiento GPS, así como dinero en efectivo y material informático que ahora será analizado.

Colaboración con Francia

Las investigaciones se iniciaron en Toledo en noviembre de 2020 a raíz de una Orden Europea de Investigación emitida por la justicia francesa solicitando la colaboración de las autoridades españolas en varios casos de aprehensiones de drogas en el país galo. La Guardia Civil descubrió que la organización contaba con transportistas de Toledo y Madrid para mover la droga y con una segunda rama asentada en Málaga que era la encargada de adquirirla.

Durante las investigaciones también se detectó la presencia de un ciudadano marroquí que dirigía la organización desde su país y que era buscado desde hacía años por su relación con el tráfico de estupefacientes y otros delitos. Según la Guardia Civil, la organización utilizaba cooperativas y sociedades de los que eran titulares los detenidos para dificultar la labor de los investigadores a la hora de identificar a los responsables finales de los transportes utilizados para el traslado de la droga.

La operación se dio por finalizada el pasado mes de octubre con la detención en las provincias de Toledo, Cuenca, Málaga y Madrid de los diez componentes de este grupo quienes se atribuyen los supuestos delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y falsificación de documentos.