Imagen cedida por la Guardia Civil de algunos daños causados por el fuego en el hotel. / guardia civil

La Guardia Civil esclarece un delito de incendio en un hotel majorero

Los tres conatos, que han generado unos daños de 32.000 euros, fueron causados por un empleado del establecimiento

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Guardia Civil del Puesto Principal de Morro Jable procedió a la detención el pasado día 27 de una persona de 51 años, como presunto autor de un delito de incendio al provocar tres conatos de incendio en diferentes estancia de un hotel ubicado en la localidad de Costa Calma con el que mantenía una relación laboral, provocando daños que llegan a los 32.000 euros, según informa el cuerpo armado en un comunicado.

El Puesto Principal de Morro Jable tuvo conocimiento de los hechos al personarse en el cuartel el día 22 de abril, la persona representante del hotel para denunciar los incendios ocurridos en diferentes lugares del establecimiento hotelero.

Imagen de los daños causados por el fuego.

Estos hechos ocurrieron el pasado 22 de abril, cuando inicialmente se produjo un primer conato de incendio a las 11.20 horas en la 5ª planta del complejo, concretamente en la zona de la escalera de servicio produciendo daños a diferente mobiliario ubicado en el lugar y daños en el sistema eléctrico de dicha zona, pocos minutos más tarde del conato anterior, se produjo un segundo conato a una distancia de 50 metros, pudiendo ser sofocado por la directora del complejo ayudada por personal laboral del hotel.

Además, se da circunstancia de que pasadas dos horas y media, se produjo un tercer conato en un almacén de la segunda planta, afectando a diverso mobiliario, así como al sistema eléctrico y de telecomunicaciones, dándose la circunstancia de que se trata de una zona que es únicamente transitada por personal del hotel, quedando prohibido el acceso a todo huésped del establecimiento.

Inspección ocular y testigos

Ante todo ello, la Guardia Civil del puesto Principal de Morro Jable inició una investigación basada la realización de la inspección técnico ocular, analizando el 'modus operandi' de forma reiterativa, pudiéndose comprobar como indiciariamente los daños producidos por los incendios pudieran ser intencionados.

Imagen cedida por la Guardia Civil de algunos daños causados por el fuego en el hotel. / guardia civil

De este modo, la Guardia Civil centró la investigación en el entorno del complejo con declaraciones de testigos, pudiendo determinar cómo los hechos se pudieron llevar a cabo por la misma persona, al parecer un trabajador del hotel relaciona con incidencias laborales y que ya había estado relacionado en hechos similares en años anteriores, situándole además las indagaciones realizadas en el lugar de los hechos, motivo por el que se procedió a su detención por un delito de incendio quedando el detenido a disposición judicial del correspondiente juzgado de guardia de Puerto del Rosario.