Encuentran 45 serpientes muy venenosas en una casa de Toledo

Su dueño fue mordido por una de cascabel el pasado fin de semana y se recupera en el hospital

J.M.L. Toledo

 

La Guardia Civil imputa los delitos de maltrato animal, protección de la flora, fauna y animales domésticos y otro de riesgo contra la seguridad colectiva al hombre de 31 años que el pasado fin de semana tuvo que ser evacuado al hospital «Virgen de la Salud» de Toledo tras ser mordido por una serpiente de cascabel a las afueras de La Puebla de Montalbán (Toledo). El motivo de su imputación: las 45 serpientes altamente venenosas y letales que la Guardia Civil ha hallado en su casa de Val de Santo Domingo (Toledo).

Los agentes sospecharon de él desde el primer momento ya que cuando fue mordido por la serpiente llamó con total tranquilidad al teléfono de emergencias 112 para que le fuera administrado un antídoto urgentemente. Según su primera versión, paseaba por el campo cuando se encontró con el reptil. El animal apareció atropellado horas más tarde en una carretera de la zona y el herido fue trasladado a la UCI del hospital pasando un día después a planta.

Las investigaciones posteriores permitieron averiguar a los agentes que el joven, de nombre Santiago, era muy aficionado a coleccionar animales exóticos en una finca de Val de Santo Domingo. Una vez conseguida la orden judicial de entrada y registro, la Guardia Civil halló en el interior de la finca una construcción anexa a la vivienda con 45 serpientes y 12 escorpiones en sus terrarios correspondientes, habitáculo dotado de aire acondicionado para garantizar una temperatura superior a 20 grados. 

Mambas verdes y cobras

Gracias a la ayuda de varios especialistas en el manejo de animales exóticos peligrosos, se han podido catalogar más de 30 especies de reptiles como dos mambas verdes, una cobra real, una boa constrictor y víboras. Junto a los reptiles también se han hallado 12 escorpiones letales y material para su alimentación y cuidado como un arcón congelador lleno de ratones y pequeños animales.

Al no poder aportar documentación que acreditara su legítima procedencia y autorización para la tenencia de estos animales exóticos y altamente venenosos, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil procedió a la aprehensión de los animales que ya se encuentran en un centro zoológico de la provincia de Toledo autorizado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para la cría y conservación de animales de estas características.