Empuña una botella de cristal rota para atracar una frutería en Arrecife

17/05/2018

Amenazó a la dependienta poniéndole la botella en el vientre exigiéndole la recaudación del día. La trabajadora tuvo que acudir a un centro hospitalario tras sufrir un ataque de ansiedad.

Valiéndose de una botella de cristal rota, encapuchado y tapándose la cara con una braga, un sujeto aparentemente de condición masculina protagonizó un atraco en la tarde del martes en Arrecife, en el que por fortuna no hubo que lamentar daños personales. La dependienta del establecimiento afectado, una frutería de la calle Elguinaguaria, junto al parque Simón Bolívar, no obstante, tuvo que ser trasladada al Hospital Doctor José Molina Orosa, por seguridad y para ser tratada de un cuadro que coincidía con un ataque de ansiedad, según fuentes vinculadas con la investigación que ha abierto la Policía Nacional.

El atraco tuvo lugar sobre las 17.45 horas del martes. El asaltante actuó al poco de haber salido del local la dueña del negocio, lo que hace suponer que el delincuente llevaba algún tiempo observando desde el exterior, a la espera de poder actuar a solas. En cuanto accedió al local, tras superar varias escaleras, el atracador se valió para colocar la botella rota junto al vientre de la empleada, exigiendo de inmediato la recaudación que se guardaba en la caja registradora del negocio. La víctima del atraco le dio el dinero pedido, se calcula que 280 euros, el asaltante tomó de inmediato el botín obtenido, para a continuación salir a la carrera, sin que se le pudiera seguir.

cámaras de seguridad. No hubo testigos directos del atraco, a pesar de la hora en que aconteciera el mismo, a plena luz del día; y pese a estar la frutería en una zona comercial donde operan otros negocios con habitualmente buena presencia de público. A cambio, sí que se pudieron obtener imágenes del percance, toda vez que en la frutería hay varias cámaras de seguridad, que sirvieron para captar cómo se desarrolló el asalto.

Estas imágenes se sabe que están siendo valoradas por los agentes policiales que se han hecho cargo de la investigación del caso, para averiguar con ello la identidad del atracador. En la tarde de ayer, no obstante, no constaba que se hubiera concretado el arresto del sospechoso.

El establecimiento mantuvo sus puertas abiertas durante la tarde del atraco, al personarse en el negocio otra de las empleadas, que fue quien también se encargó ayer por la mañana de dar servicio a los clientes. Muchos de ellos se interesaron en saber cómo estaba la víctima del atraco, mostrando además curiosidad por saber qué había pasado.

atraco en 2016 sin aclarar. No es el primer atraco que sufre la mercantil Jaysa en Arrecife, firma que cuenta con cuatro locales en la capital lanzaroteña. En noviembre de 2016, en el establecimiento que opera en el barrio de Argana Alta, un sujeto con el rostro cubierto se valió de un cuchillo para amenazar a las dos empleadas del negocio, haciéndose el asaltante con un botín de aproximadamente 1.000 euros, según se llegó a publicar en su momento. El proceder para darse a la fuga fue parecido al incidente del martes en la calle Elguinaguaira, sin que conste el arresto del atracador.