El cráneo hallado es de la pareja de la mujer detenida en Castro Urdiales

03/10/2019

El cráneo que apareció metido en una caja en Castro Urdiales (Cantabria) corresponde a Jesús María B.R., un bilbaíno de 67 años desaparecido desde el pasado mes de abril y pareja de María del Carmen M.G., la mujer a la que un juez mandó a prisión por este caso.

ETIQUETAS:

Fuentes cercanas al caso han indicado a Efe tras los análisis practicados al cráneo, que estaba prácticamente descarnado, se ha determinado que corresponde a Jesús María B.R., cuya desaparición denunció precisamente la detenida por la Guardia Civil.

La mujer, natural de Utrera (Sevilla), de 61 años y afincada desde hace siete en Castro Urdiales, fue detenida este fin de semana en el edificio Mar Llana de la calle Padre Basabe de esta ciudad costera.

María del Carmen había entregado una caja a su vecina que contenía, según le dijo, juguetes eróticos que no quería que encontrara la Guardia Civil si registraba su casa tras la denuncia de la desaparición de su pareja.

Pasado un tiempo y debido al hedor que desprendía, la vecina abrió la caja y encontró el cráneo dentro, justo en la madrugada del viernes al sábado y, tras el hallazgo, tuvo que ser atendida por servicios sanitarios.

Poco después, la pareja del desaparecido fue arrestada por la Guardia Civil, ante la que no quiso prestar declaración.

Este martes, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Castro Urdiales acordó como medida cautelar la prisión provisional, comunicada y sin fianza para ella, mientras que se sigue buscando el resto del cuerpo del desaparecido.

El cráneo ha sido analizado en Madrid por los expertos del Servicio de Criminalística del instituto armado.

Inspección de la casa

La Guardia Civil ha terminado la inspección de la casa de Jesús María B.R., la pareja de la mujer detenida en Castro Urdiales (Cantabria) y que se encuentra en prisión desde el martes tras el hallazgo del cráneo de este hombre.

Fuentes del caso han señalado a Efe que estaba previsto que este jueves concluyera la inspección en este dúplex, en la calle Padre Basabe de Castro, donde vivían la víctima y su pareja desde hacía siete años, María del Carmen.

Una vez que los análisis han confirmado que el cráneo que apareció en una caja en la madrugada del viernes al sábado es de Jesús María, cuya desaparición se denunció en abril, los investigadores trabajan para tratar de localizar el resto del cuerpo.

No descartan que la mujer lo tirara a la basura y, de hecho, tras concluir la inspección en el dúplex, uno de los lugares que se baraja para buscar es el vertedero de Meruelo, a donde van a parar los residuos de Castro Urdiales. De hecho esta mañana ha estado en esta instalación un coche camuflado de la Guardia Civil.

Otra de las hipótesis es que María del Carmen hirviera la cabeza. Desde el inicio, una de las líneas de trabajo de los investigadores ha sido saber cómo pudo dejar el cráneo prácticamente sin tejidos, que fue como apareció en la caja.

Motivos

Otro de los muchos interrogantes a los que se enfrenta la investigación es conocer por qué María del Carmen pudo acabar con la vida de su pareja y, en este sentido, una de las teorías que se apuntan es que iba a dejarla.

La inspección del piso, que ha concluido este jueves, se ha prolongado durante los últimos cinco días, en un trabajo en el que ha participado un perro especializado en la localización de restos biológicos, Marley, al que se recurrió en casos como el de Diana Quer o Gabriel Cruz.

Carlos Ricondo, un primo de la víctima, ha explicado en declaraciones a Efe que el instituto armado llevará a cabo búsquedas en unos terrenos propiedad de Jesús María en Sámano, aunque no será el único lugar donde se trabaje.

A la vivienda de la calle Padre Basabe se fue a vivir Jesús María cuando se separó de su esposa y ahí convivió con María del Carmen, de 61 años y natural de Utrera (Sevilla), que fue detenida este fin de semana en ese piso.