28 detenidos tras desarticular una banda criminal con 8 toneladas de cocaína

Según el instituto armado, esta era una de las organizaciones criminales «más activas» en la entrada de grandes remesas de estupefacientes por los principales puertos marítimos españoles

EFE Alicante

La Guardia Civil ha desarticulado una banda criminal a la que se le responsabiliza la introducción en España de más de cuatro toneladas de cocaína y a la que se le han intervenido más de ocho toneladas de la misma droga, en una operación que ha concluido con la detención de 28 personas entre España y Brasil por tráfico de drogas.

Según el instituto armado, esta era una de las organizaciones criminales «más activas» en la entrada de grandes remesas de estupefacientes por los principales puertos marítimos españoles.

Han explicado que la proliferación del método del «gancho perdido», que consiste en introducir el estupefaciente entre mercancía legal y aparentar que el contenedor no se ha manipulado, fue lo que llevó a la Guardia Civil a iniciar la operación, que contó desde el primer momento con la colaboración de autoridades brasileñas, norteamericanas, belgas y la Europol, para detener a esta banda.

Así, desde abril de 2021 y mediante los Equipos Contra el Crimen Organizado (ECOs) de la Unidad Central Operativa con sede en Alicante y Pontevedra, se impidió la salida de 300 kilogramos de cocaína del Puerto de Valencia, lo que llevó a detener a tres personas que habían utilizado un vehículo autorizado a operar en ese puerto, con el que habrían introducido esa mercancía.

Durante este tiempo, la colaboración entre países ha llevado a identificar a los principales cabecillas de esta red delictiva y que se ubicaban desde Dubái (EAU) hasta Brasil, al tiempo que también se han incautado más de 3.900 kilogramos de cocaína sólo en España.

El cuerpo policial ha expuesto que ha sido esta semana cuando se ha llevado a cabo la fase final de esta operación, en la que se ha actuado de manera simultánea en España y Brasil y se ha conseguido la total desarticulación de la organización.

Así, en España se ha procedido a la detención de siete personas relacionadas con estos hechos, cuatro de ellos en la provincia de Barcelona en cinco registros practicados, habiéndose intervenido 400 kilogramos de cocaína en una nave industrial dentro de un contenedor marítimo procedente de Brasil y con llegada al puerto de Barcelona.

Asimismo, se ha intervenido una plantación bajo techo de marihuana con más de 300 plantas, así como varios vehículos de alta gama, dispositivos de telefonía móvil encriptados de gran interés para la investigación, joyas y el bloqueo de más de 20 cuentas bancarias de diferentes empresas vinculadas a este grupo criminal, creadas para facilitar la importación de la droga y la transferencia de dinero.

De manera simultánea, la Policía Federal brasileña han procedido a la práctica de treinta registros domiciliarios, produciéndose en algunos de ellos intensos intercambios de disparos con la policía, así como la detención de veinte personas, entre los que se encuentran varios Objetivos de Alto Valor (HVT) para la agencia europea Europol.

La operación ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil a través de sus Equipos Contra el Crimen Organizado (ECO) y el Grupo Central Antidrogas, ambos pertenecientes a la Unidad Central Operativa, junto a la DEA estadounidense, la Policía Federal de Brasil y de Bélgica además de la EUROPOL.

Todo ello ha sido dirigido por el Juzgado Central de Instrucción número 1 y la Fiscalía Especial Antidroga, ambos de la Audiencia Nacional.