Desarticulan una red en Tenerife que engañaba a pacientes alemanes

Un médico en Puerto de la Cruz recomendaba a ancianos alemanes costosos tratamientos llevados a cabo por un tercero, que carecía de la habilitación necesaria para practicarlos

CANARIAS7 Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro ciudadanos alemanes, de entre 52 y 57 años de edad , y desarticulado una organización criminal, formada por dos hombres, líderes de la organización, y dos mujeres consortes de los anteriores, dedicada a la presunta autoría de los delitos de estafa, amenazas, falsedad documental, intrusismo profesional y delito contra la salud pública cometido en el ámbito sanitario.

Estafas en el ámbito sanitario

La investigación de la Policía Nacional comienza en el año 2.021, tras tener conocimiento de la posible existencia de una organización criminal, integrada por ciudadanos alemanes y ubicada en el norte de la isla, dedicada a la comisión de fraudes en el ámbito sanitario.

Una minuciosa investigación en diferentes frentes desveló su forma de actuar. Un miembro de la organización, beneficiándose de su condición de médico, captaba en diferentes entornos a potenciales víctimas, en su mayoría residentes alemanes de edad avanzada, con un alto poder adquisitivo y asegurados por compañías alemanas con importantes coberturas en sus pólizas.

Los pacientes se derivaban a otro miembro de la organización para que recibieran atención especializada, como fisioterapia o psicoterapia. Los supuestos profesionales que iban a llevar a cabo dichos tratamientos carecían de la habilitación necesaria en España para llevarlos a cabo.

Detenidos cuatro ciudadanos alemanes en Tenerife

Los agentes, conforme avanzaba la investigación, supieron que a los pacientes se les cargaban tratamientos de alto coste que, en el mejor de los casos, se cumplían sólo en parte. Además, en ocasiones se les administraban fármacos cuya utilización no esta permitida por las autoridades sanitarias en España.

A ello se sumaba las amenazas que recibían los pacientes cuando los miembros de la organización sospechaban que éstos habían contactado con las autoridades españolas o, simplemente, ponían en duda la eficacia de los tratamientos médicos.

Una vez los investigadores reunieron los indicios suficientes detuvieron a tres personas, dos mujeres y un hombre, en la localidad de Puerto de la Cruz. Días después, otro hombre fue detenido en la capital tinerfeña por los mismos motivos que los anteriores.

Hasta el momento, los investigadores han identificado a 16 perjudicados, no obstante la investigación continúa y no se descartan nuevas actuaciones.

Las actuaciones fueron realizadas por policías nacionales de la UDEF de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife.