Imagen de archivo. / c7

Detenido un joven por múltiples delitos en Las Palmas de Gran Canaria

El arrestado emprendió la huída en la playa de Las Alcaravaneras al percatarse de la presencia policial

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Las Palmas de Gran Canaria, a un hombre de 19 años de edad, nacionalidad marroquí, con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con violencia, hurto, resistencia y desobediencia y reclamación judicial.

El arrestado emprendió la huída en la playa de Las Alcaravaneras al percatarse de la presencia policial. El mismo estaba en posesión de un teléfono denunciado como sustraído el pasado 2 de julio. Además le constaba una reclamación judicial vigente por un delito de daños.

La noche del pasado 17 de agosto, agentes que realizaban labores de prevención de la delincuencia de la capital grancanaria, recibieron el aviso de la sala del 091, de que en la playa de Las Alcaravaneras y según un ciudadano, se encontraba el presunto autor del robo de un móvil ocurrido el pasado día 14 de agosto en el mismo lugar.

Los agentes al acudir al lugar, observaron a un grupo de jóvenes y concretamente uno de ellos, que coincidía con las características físicas aportadas, al percatarse de la presencia policial, comenzó a correr por la playa de Las Alcaravaneras. Tras una persecución a pie, los agentes policiales lograron interceptarlo.

El detenido estaba en posesión de un teléfono robado

En el cacheo de seguridad se le encontró un teléfono móvil que no correspondía con el aviso que dio el ciudadano momentos antes. Tras gestiones realizadas, este terminal telefónico constaba como denunciado por un robo con violencia cometido el pasado día 2 de julio en el parque Santa Catalina. Además de encontrarse en situación irregular en nuestro país, le constaba una reclamación judicial vigente por un delito de daños.

Según las declaraciones del denunciante del teléfono recuperado, el pasado 2 de julio, se encontraba junto con su pareja a las 03:00 de la mañana en el parque Santa Catalina, cuando fueron testigos de una pelea entre varios jóvenes magrebíes.

Al dar el aviso a las autoridades policiales, los jóvenes le recriminaron dicha acción y le agredieron con una botella de cristal en la cabeza, momento que aprovecharon para robarle el teléfono. Por las lesiones sufridas tuvo que ser asistido en un centro hospitalario cercano.

Por todo ello, los agentes de la Policía Nacional, procedieron a la detención de esta persona por los delitos de robo con violencia, hurto, resistencia y desobediencia y reclamación judicial. Fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.