Detenida tras entregar una cabeza humana a su amiga

30/09/2019

La Guardia Civil ha detenido a una mujer por su posible relación con el hallazgo de una cabeza humana dentro de una caja en una vivienda de la calle Santa Ana de Castro Urdiales (Cantabria). El paquete se lo había entregado una amiga días antes.

La identidad del cráneo aún no se ha confirmado oficialmente y la Guardia Civil se ha reservado dar datos sobre la víctima y la persona detenida. Sin embargo, algunas fuentes apuntan a que investiga si podría tratarse de un vecino del municipio, pareja de la detenida, que lleva desaparecido desde hace meses.

Al parecer, la detenida había entregado en la madrugada del viernes al sábado la caja con la cabeza humana a una amiga sin mencionar lo que ocultaba su contenido. Según ha informado fuentes del Cuerpo, tras el hallazgo, la mujer tuvo que ser atendida por servicios sanitarios del 061, que la trasladaron en ambulancia al centro de salud Cotolino de Castro Urdiales.

La detención se ha producido este fin de semana en el edificio Mar Llana número 12 de la calle Padre Basabe, donde supuestamente residía la detenida y donde se ha llevado a cabo el registro de la vivienda durante todo el día. Al lugar también han acudido también agentes de la Policía Científica, que han subido al piso para hacer una inspección ocular de la zona, que se encuentra acordonada.

La investigación sigue abierta y el grupo de delitos contra las personas de la Guardia Civil de Cantabria cuenta para ello con apoyo de especialistas de este Cuerpo de Madrid. Del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales.

«Nos ha sorprendido muchísimo»

Mercedes, una vecina de la localidad que conocía a la pareja desde hace años, ha señalado en declaraciones a Europa Press que se han sorprendido «muchísimo» ante la noticia. «Nunca te imaginas que personas normales puedan hacer estas cosas, es impensable», ha apostillado.

Según cuenta, el hombre desaparecido –y que aún no se ha confirmado que pueda ser la víctima– es «muy agradable y simpático». Ahora jubilado, trabajó durante mucho tiempo en un banco y hace unos siete meses su pareja denunció su desaparición.