Desmantelan 7 laboratorios de marihuana

08/02/2018

La Policía Nacional ha desmantelado siete laboratorios clandestinos para el cultivo, procesado y elaboración de marihuana, en dos operaciones que se han desarrollado en varios municipios de Toledo, en las que se han incautado de más de 8.000 plantas de cannabis y en las que han sido detenidas ocho personas.

ETIQUETAS:

Una de las operaciones se está desarrollando en el municipio de Pepino, donde se han incautado de más de 5.000 plantas de marihuana que había en dos laboratorios clandestinos localizados en un polígono industrial, según ha informado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, que ha precisado que aún se está haciendo el recuento.

En esta operación hay al menos una persona detenida, ha señalado Gregorio, que ha comparecido ante los medios para informar de otra operación similar en la que se han desmantelado cinco laboratorios clandestinos de marihuana ubicados en las localidades de Hormigos, Escalonilla, Torrijos y El Casar de Escalona.

En esta operación, que ha desarrollado la Comisaría de Toledo bajo el nombre de "Fuente Romero", han sido incautadas casi 3.000 plantas de marihuana.

También han sido detenidas siete personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal, de las que tres se encuentran en prisión provisional, mientras que las otras cuatro están el libertad con cargos, ha señalado el delegado del Gobierno.

Los cinco laboratorios estaban perfectamente acondicionados con ventiladores, transformadores de luz, humidificadores, ionizadores, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución de la droga.

En ellos los agentes han incautado 2.899 plantas de cannabis sativa y 3.400 kilogramos de marihuana.

Desmantelan 7 laboratorios de marihuana

El laboratorio hallado en Casar de Escalona estaba situado en un zulo oculto en el gallinero de una finca, al que se accedía por una entrada camuflada y a través de estrechos pasadizos, en el que los agentes localizaron 643 plantas.

Por sus condiciones, para acceder al laboratorio era necesario el uso de mascarillas debido a que en su interior había un ambiente irrespirable hasta el punto que el material incautado tuvo que ser destruido en el mismo lugar.