Cinco inmigrantes hospitalizados tras pasar varios días en alta mar

28/02/2020

La patera con 16 personas a bordo fue localizada por un velero que navegaba a 85 kilómetros de la costa de Gran Canaria. Algunos ocupantes llegaron deshidratados tras quedar a la deriva.

EFe / Arguineguín

Cinco de los 16 inmigrantes rescatados ayer por un velero a 85 kilómetros de Gran Canaria han sido hospitalizados al presentar cuadros importantes de deshidratación y otros trastornos tras haber pasado entre cinco y diez días a bordo de una patera en el Atlántico.

El grupo de rescatados llegó al puerto de Arguineguín en la embarcación de Salvamento Marítimo Menkalinan poco antes de las 14.30 horas, con signos en la mayor parte de los casos de estar agotados y doloridos por la travesía. De hecho a varios de ellos los tuvieron que bajar a tierra en volandas, entre cuatro personas.

Los ocupantes de la patera han contado a los voluntarios de la Cruz Roja que les han atendido en el muelle que llevaban diez días en el mar, la misma versión que ofrecieron antes a Salvamento, y que pudieron comer y beber algo gracias a la tripulación del velero que los encontró en alta mar ayer por la mañana, sobre las 9.00 horas.

También han aclarado que esta vez han llegado todos, que no falta nadie en el grupo que salió hacia Canarias a bordo de esa barquilla desde la costa del Sahara. Se trata de once varones y cinco mujeres jóvenes, algunos de los cuales alegan ser menores de edad.

El colectivo Caminando Fronteras asegura que los datos de esta patera (su número de ocupantes, su origen subsahariano y la distribución de hombres y mujeres) encajan exactamente con una alerta que se comunicó a las autoridades a principios de semana: la de una embarcación que partió de Dajla entre el lunes día 24.

El hecho de que sus ocupantes aseguren que llevan diez días en el mar, esta ONG lo atribuye a la dureza de la experiencia vivida en el mar, que en ocasiones hace que estas personas se desorienten y pierdan la noción exacta del tiempo que ha transcurrido. «Vienen bastante deshidratados, muy mojados. Varios serán trasladados (al hospital) debido al malestar general que tienen», relató en el puerto el portavoz del equipo de la Cruz Roja que les ha prestado la primera asistencia, Gustavo Adolfo Rodríguez. Finalmente, los hospitalizados son dos hombres adultos, dos mujeres adultas y una adolescente.

tranquilidad. Por otra parte, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, pidió ayer a los partidos políticos no hacer «demagogia» con la situación de la migración irregular en la isla. «Es un tema muy importante y delicado, por lo que la demagogia demostrada por algunas fuerzas políticas en el pleno celebrado ayer respecto a este tema demuestra el oportunismo político que aprovechan ciertos partidos sin demostrar responsabilidad», dijo.

Al respecto, el máximo dirigente insular agregó que desde el Cabildo «se ha asumido la responsabilidad desde el primer momento y se ha estado en estrecha relación y coordinación tanto con el Gobierno de Canarias como con el Ministerio de España». De hecho, la Institución ha señalado en una nota de prensa que el 30 de agosto del pasado año se trasladó y comunicó tanto al Gobierno de Canarias como al Ministerio del Interior la preocupación que se venía generando ante la posible llegada de migrantes a nuestras costas para que se tomaran las diligencias oportunas al respecto.

Acosta insistió en que Europa tiene que hacer cumplir a Marruecos y Mauritania con su obligación de cerrar sus fronteras.

Casi sin poder caminar. Algunos de los 16 ocupantes de la patera rescatada ayer en alta mar a penas podían dar un paso tras llevar varios días en alta mar. Deshidratados, hambrientos y desorientados, los subsaharianos narraron que gracias a la tripulación del velero que los ayudó pudieron recuperar fuerzas tras una travesía en penosas condiciones de navegación. Fruto de esta desorientación, los inmigrantes aseguraron que llevaban unas diez jornadas en el Atlántico, cuando se considera que la patera partió de la costa de Marruecos el pasado lunes y es una de las que las organizaciones no gubernamentales habían dado parte a Salvamento Marítimo.