Buscan a los dueños de 1.620 kilos de hachís abandonados en Tenefé

20/04/2019

La droga fue hallada en una furgoneta tras ser descargada de una zódiac en la costa del municipio de Santa Lucía de Tirajana el pasado jueves. Los presuntos narcos huyeron a toda prisa

Agentes de la Guardia Civil han abierto una investigación para localizar a los presuntos narcotraficantes que dejaron en la madrugada del pasado jueves 18 de abril abandonada en una vieja furgoneta, en la zona costera de la Punta de Tenefé, 54 fardos con 1.620 kilos de hachís. La droga fue intervenida tras llegar los agentes en horas de la madrugada del pasado 18 de abril junto a varios bidones y enseres en el interior de la furgoneta. De momento, no ha habido detenciones relacionadas con dicho hallazgo.

Fue durante la madrugada del pasado jueves 18 de abril, en pleno puente festivo de Semana Santa, cuando se procedió a la activación de un amplio dispositivo formado por varias unidades de los Puestos Principales de Agüimes y Vecindario de la Guardia Civil, coordinados por el Centro Operativo de Servicios (COS) de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas, según informó ayer el instituto armado en una nota de prensa.

Este dispositivo permitió la interceptación de una embarcación neumática nada más tocar tierra en la zona de la Punta de Tenefé, en el municipio de Santa Lucía Tirajana, tras detectarla navegando de forma errática por la costa del sureste de la isla, hasta que finalmente se dirigió a dicho punto costero. Ante las informaciones recibidas por los investigadores, estos consiguieron determinar la zona donde iban a desembarcar los tripulantes de la zódiac, que presumiblemente iba cargada de droga.

Ante dichas informaciones la Guardia Civil desplegó un importante dispositivo, en la que participaron una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Las Palmas y varias unidades en tierra de los puestos de Agüimes y Vecindario, reforzadas por agentes del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán que se unieron al dispositivo antidrogas.

Una vez en la zona, los agentes hallaron abandonada la citada zódiac encallada en la orilla de la costa, cerca de la Punta del Tenefé, entre unas rocas, con enseres personales y varios bidones, en los que llevaban combustible para poder completar la travesía con éxito.

Debido a las diferentes medidas de contravigilancia que dispusieron los personas que esperaban a la llegada de la citada embarcación para proceder luego a la descarga de los 54 fardos de droga, estas no se encontraban en la zona una vez llegaron los agentes de la Guardia Civil. En su huida del lugar del desembarco de la zódiac, los presuntos narcotraficantes dejaron abandonados los 54 fardos con 1.620 kilos de hachís en la parte trasera de una furgoneta que permanecía estacionada en la zona cuando llegaron los agentes. Ahora se intenta dar con los presuntos narcos.