Atropella a cinco trabajadores en la GC-1 al conducir borracho

15/07/2018

La Guardia Civil detuvo al conductor, que arrojó una tasa de alcoholemia de 0,60 mg por litro de aire espirado. Los empleados de mantenimiento de carreteras resultaron heridos de carácter leve.

La Guardia Civil detuvo a última hora del jueves a un conductor, identificado como B.C.S., de 53 años y vecino de Gran Canaria, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial tras arrollar a cinco trabajadores del servicio de mantenimiento de carreteras del Cabildo de Gran Canaria cuando estaban comenzando a trabajar en la GC-1 en sentido hacia Las Palmas de Gran Canaria.

El conductor, que carece de antecedentes policiales, dio positivo en el control de alcoholemia practicado por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil desplazados al lugar del accidente. Este habría dado una tasa de 0,60 mg/l de aire espirado, más del doble de los 0,25 mg/l de aire espirado permitidos. Tras dar positivo, los agentes volvieron a realizar de nuevo la prueba, pasados varios minutos, arrojando la misma tasa de alcoholemia, según apuntaron fuentes cercanas al caso.

Los hechos que llevaron a la detención del varón y a su puesta a disposición del juzgado en funciones de guardia de San Bartolomé de Tirajana, tuvieron lugar sobre las 23.40 horas de este jueves. Los trabajadores habían colocado toda la señalización necesaria en el punto kilométrico 27 de la GC-1, en sentido Las Palmas de Gran Canaria a su paso por Santa Lucía de Tirajana. El conductor arrolló con su Hyundai el remolque con la señalización indicando la ocupación de la vía por parte de los trabajadores, colisionando además con el furgón Renault Master, atropellando a los cinco trabajadores. Por suerte, resultaron heridos en principio de carácter leve. Solo uno de los empleados fue evacuado al Hospiten Roca. Estos operarios no trabajan de noche los viernes y sábados en vías de alta circulación para evitar accidentes como este.