Aluniceros que desvalijan tiendas en segundos

    Cargando reproductor ...
09/09/2019

La Policía Nacional ha detenido a veinte activos aluniceros que habían desvalijado 32 tiendas en varias provincias españolas, en algunas empleando menos de un minuto, para llevarse móviles que luego enviaban a Rumanía, su país de origen, un método con el que habían conseguido un botín de unos 700.000 euros.

ETIQUETAS:

Según ha informado este domingo la Dirección General de la Policía, los robos habían sido perpetrados en las localidades valencianas de Sagunto, Alzira, Torrente, Onteniente y Gandía, además de en la capital; en las alicantinas de Elda, Elche, Santa Pola, y también en Villareal (Castellón).

Actuaron también en Albacete, Reus (Tarragona), Cartagena (Murcia), Tarragona, Pamplona, Miranda de Ebro (Burgos), Calatayud (Zaragoza), Burgos, Sevilla, Teruel, Murcia, Sabiñánigo (Huesca) y Mollerusa (Lérida).

Se trataba de un grupo especializado y muy activo que destacaba por su rapidez, ya que sus integrantes cometían los asaltos en apenas 50 segundos, y por su itinerancia: llegaron a recorrer más de mil kilómetros en una sola noche para cometer un robo.

Los ahora detenidos rotaban continuamente, yendo y volviendo de Rumanía cada poco tiempo. Finalmente han sido arrestados en España (11), Rumanía (4), Francia (3), Italia (1) y Suecia (1).

El valor total de los teléfonos robados alcanzaría un valor de 700.000 euros, y la mayoría eran enviados a Rumanía a través de empresas de paquetería.

La investigación comenzó en 2017 a raíz de un robo una tienda de Albacete por medio del método del alunizaje y en el que sustrajeron teléfonos valorados en 23.000 euros, ha precisado la Policía.

El objetivo de la organización eran tiendas de telefonía móvil que asaltaban a altas horas de la madrugada, utilizando siempre uno o dos vehículos previamente sustraídos, y que empotraban en la puerta o escaparate del establecimiento para poder acceder al interior.

Además, empleaban una maza para romper la cerradura de la puerta de entrada al almacén del establecimiento y sustraer también los teléfonos almacenados.

Los investigadores descubrieron cómo actuaban y constataron que sus miembros rotaban continuamente, abandonando España cuando habían cometido varios robos.

Identificaron a varios de ellos y el pasado mes de junio arrestaron a once personas, cuatro de ellas, incluido el cabecilla, cuando se disponían a huir de España a través de La Junquera.

Otro de los detenidos fue arrestado en el aeropuerto de Valencia cuando se disponía a coger un vuelo a Rumanía.

En una segunda fase de la investigación se emitieron varias Órdenes Europeas de Detención y Entrega para los miembros de la organización que estaban fuera de España, y así se logró detener a nueve personas en Francia, Italia, Suecia y Rumanía.

La operación se ha saldado con la detención de 20 personas, de las que once permanecen en prisión, si bien la investigación continúa abierta para identificar a otros implicados.

Los arrestados son ciudadanos de origen rumano, el más joven de 20 años y alguno alcanza los 46. Varios de ellos cuentan con antecedentes policiales, han precisado a Efe fuentes de la investigación.

Los agentes han recuperado un vehículo de alta gama valorado en 80.000 euros y una maleta con 116 teléfonos de alta gama que uno de los implicados iba a enviar a Rumanía a través de una empresa de paquetería.