A prisión los rumanos detenidos por el robo de la joyería de Tías

05/08/2018

El quinto detenido será trasladado a Tahíche en cuanto llegue de Rumanía donde fue apresado. Están acusados de un delito de robo con fuerza, según confirman fuentes judiciales.

carlos s. beltrán / las palmas de gran canaria

Los cuatro rumanos detenidos por la Guardia Civil durante la operación Kalax 1 y Kalax 2 como presuntos autores de tres robos en sendas joyerías de alta gama en Lanzarote ingresaron en prisión provisional acusados de un delito de robo con fuerza, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. El quinto detenido, hermano del presunto cabecilla del grupo, fue apresado en Rumania e ingresará en prisión en cuanto llegue a territorio español, según apuntaron las mismas fuentes judiciales.

Los investigadores tienen claro que los cinco formaban una organización criminal jerarquizada con un reparto de funciones que ejecutaron en los tres robos cometidos, el 8 de diciembre de 2017, el 24 de marzo de 2018 y el pasado 17 de junio.

El Juzgado de instrucción número 3 de Arrecife de Lanzarote emitió el jueves, día en que la Guardia Civil dio a conocer el resultado del operativo, un auto de inhibición en el conocimiento de la causa contra los cinco rumanos presuntamente implicados en delitos de robo con fuerza relacionados con el asalto a diversas joyerías en Lanzarote.

El juzgado de Instrucción número 2 de Arrecife registró el pasado 17 de junio un proceso por el último robo cometido, en la joyería de Puerto del Carmen de donde sustrajeron 4.700.000 euros en joyas, y se inhibió a favor de Instrucción 3, órgano que ya había abierto diligencias por el robo cometido el 08 diciembre de 2017. En dicho robo, mediante el método del butrón, se llevaron 540.000 euros en relojes y piezas de joyería de alta gama.

El juzgado instructor 2 entendió que el último caso competía a juzgado de instrucción número 3 al tratarse de delitos conexos y de las mismas personas. Según apuntaron fuentes judiciales la actual responsable de este último órgano judicial cree que no se cumplen los requisitos jurisprudencia para asumir la causa, entre otros motivos, por haber transcurrido más de seis meses entre una denuncia y otra. Además, sostiene que en la investigación de diciembre no se esclareció quién o quienes habían sido los autores de los hechos como para concluir que se trata de las mismas personas.

Las mismas fuentes señalan que ante esta situación creada se plantea un conflicto de competencia, que o bien se resuelve a escala gubernativa por el decano del partido judicial aplicando las normas de reparto o acaba en la Audiencia de Las Palmas.

Así, los cinco rumanos detenidos en el operativo conjunto desarrollado por la Guardia Civil con apoyo, entre otros de autoridades policiales y judiciales en Rumania, están de momento acusados solo de robo con fuerza. Las pesquisas por otro lado siguen abiertas tanto para intentar dar con el resto de las joyas robadas- solo se ha recuperado el 20% del total sustraído- y de cotejar con otros cuerpos policiales si están detrás de más robos.