Vivas alerta del uso de informaciones falsas sobre violencia de género

15/01/2019

La Asociación Canaria de Mujeres de la Comunicación Vivas advierte que los medios de comunicación, en el marco de su responsabilidad social, no deben hacerse eco de informaciones falsas utilizadas como táctica política ni amparar opiniones «desinformadas y maliciosas», tal y como parece haber estado sucediendo en los últimos tiempos respecto a declaraciones sobre feminismo y ciolencia de género.

ETIQUETAS:

En un comunicado emitido por la Asociación, aclaran que «cualquier posición política que encaje en la legislación vigente es legítima y digna de ser incluida en la agenda pública de los medios de comunicación. Y, en ese contexto, son las organizaciones políticas las que libremente marcan su estrategia».

Sin embargo, recuerdan que son los medios de comunicación los responsables de seleccionar las opiniones relevantes y datos que se aportan para contribuir a la formación de un debate público. Por ese motivo, advierten de la importancia de no hacerse eco de las informaciones falsas o bulos.

Dichas declaraciones surgen a raíz de las «mentiras y tergiversaciones» difundidas en torno al feminismo y la violencia de género que han sido difundidas en los medios durante las últimas semanas en forma de declaraciones políticas. «Informaciones y opiniones que niegan, además, la existencia de una violencia estructural contra las mujeres por el hecho de ser mujeres así como la desigualdad social existente. Hechos y datos que son asumidos no solo por todos los partidos firmantes del Pacto Contra la Violencia de Género en España, sino por instituciones y organizaciones europeas e internacionales», apuntan. «Tratar la violencia de género como violencia doméstica no solo es retroceder en el tiempo sino saltarse la legislación y romper ese consenso alcanzado».

Consejos

De esta manera, Vivas recuerda que existen a disposición de los medios de comunicación innumerables guías elaboradas por personas expertas que recogen recomendaciones sobre cómo tratar los casos de violencia de género y lanza una petición a sus compañeros y compañeras de profesión:

- Contrastar las cifras de violencia de género con fuentes oficiales y fidedignas y no reproduzcan bulos. Entre estas fuentes cabe destacar las estadísticas del Ministerio del Interior sobre agresiones sexuales, la memoria anual de la Fiscalía para los datos de las denuncias (incluidas las falsas) así como las cifras que ofrece el Ministerio de Igualdad o el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

- Acudir a personas expertas en Derecho antes de difundir opiniones de la clase política sobre conceptos complejos como la presunción de inocencia de los agresores o la “inversión de la carga de la prueba”, entre otros.

- Asesorarse. Aclaran que como profesionales de la comunicación no tienen la obligación de conocer los mecanismos de protección o ayuda a las mujeres víctimas de violencia de género, pero sí es importante asesorarse con personas expertas sobre cómo funcionan realmente antes de difundir opiniones de algunas organizaciones políticas que manifiestamente ponen en duda su eficacia o necesidad.

- Contrastar las declaraciones. Los presupuestos que se dedican tanto a la lucha contra la violencia de género como a las asociaciones feministas son públicos. Por lo tanto, si alguna organización política habla de cantidades concretas nuestra obligación es contrastar las cifras con las fuentes oficiales y no reproducirla sin más.