Un sordociego canario presidirá por primera vez una mesa electoral

14/04/2019

Antonio Acosta estará asistido por guías interpretes durante toda la jornada. Recibirá los votos de sus vecinos en un colegio de Santa Cruz de Tenerife

Antonio Acosta es ciego y desde hace algunos años tampoco oye bien. Lleva audífonos y cuando habla con alguien parece que sus ojos, ocultos tras unas gafas negras, miran fijamente a los de su interlocutor. Es entrenamiento. Padece sordoceguera y las próximas elecciones generales se convertirá en la primera persona con esta discapacidad en presidir una mesa electoral en España.

Asegura que cuando recibió el nombramiento la semana pasada no se lo pensó dos veces y se puso en contacto con Asocide Canarias para que la asociación llevara a cabo los trámites pertinentes ante la Junta Electoral para que les facilitara las guías intérpretes que necesita, algo hicieron «con diligencia».

Para Acosta ser presidente de una mesa electoral es «un reto», pero, sobre todo, asegura, lo hace para mostrar a la sociedad que las personas con sordoceguera «pueden hacer lo que se propongan» siempre y cuando se les facilite la asistencia que necesitan.

Él con «rojito», como llama a su bastón blanco y rojo (que visibiliza a las personas sordociegas), asegura que se apaña «bastante bien». Se mueve con libertad y no tiene problemas de comunicación, algo que sí sufre la inmensa mayoría de personas sordociegas, pero aún así necesita de esas guías intérpretes que lo acompañarán el 28 de abril en la mesa electoral de Santa Cruz de Tenerife que le ha tocado por sorteo.

Acosta cree que estar ese día tras la mesa electoral será «como gritarle al mundo que la sordoceguera existe». Y llama la atención sobre un aspecto desconocido: «Las personas sordociegas son grandes dependientes, la mayoría con el 90 o el 100% de discapacidad reconocida».

  • 1

    ¿Le parece acertada la sentencia del Supremo contra los miembros de La Manada?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados