Equipo de patólogos veterinarios del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA). / C7

El cambio climático provocó la muerte de 12 delfines en Gran Canaria

La ULPGC referencia por primera vez la mortalidad cetáceos por biotoxinas en aguas europeas. La investigación evidencia el efecto letal del calentamiebnto global por la presencia emergente de microalgas de las que derivan toxinas naturales

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El equipo de los patólogos veterinarios del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), liderados por el profesor Antonio Fernández, acaba de publicar en 'Frontiers in Marine Science' las primeras evidencias del efecto letal en delfines de biotoxinas (brevetoxinas emergentes en las Islas Canariaa), contaminantes naturales del medio marino producidos por microalgas, que al ser ingeridas por peces, y estos a su vez por delfines, causan la muerte aguda de estos últimos.

Estas biotóxinas son consideradas emergentes en áreas diversas de la geografía mundial, como consecuencia de diversos factores, en particular el cambio climático, según explica la ULPGC en un comunicado.

Antonio Fernández explica que la investigación surgió tras la aparición de doce delfines encontrados a la deriva o varados a lo largo de la costa sureste de Gran Canaria entre abril y mayo de 2008. Los cadáveres fueron recuperados y enviados para la necropsia al IUSA. «Queríamos diagnosticar la causa de la muerte, saber si era por la biotoxima de los peces que se habían comido los delfines porque son peces de consumo. Fuimos prudentes para no afectar al sector pesquero y generar una preocupación que a veces no está justificada. Desde entonces vigilamos y no se ha vuelto a producir esa mortandad», explica.

Ese es uno de los aspectos del IUSA, recalca el científico, que debe resaltarse, «el servicio que presta nuestro instituto a la sociedad. No solo es investigación sino prestación de servicio para la seguridad alimentaria»

El trabajo se realizó en colaboración con el Centro de Referencia Europeo para la detección de biotoxinas, con el que el instituto de investigación de la ULPGC colabora estrechamente también en el control de ciguatera (otro tipo de biotoxina) dentro del proyecto europeo Eurocigua.

Este nuevo trabajo de investigación representa el primer caso de brevetoxicosis en aguas europeas causando una mortalidad aguda masiva en delfines provocada por esta toxina natural derivada de microalgas ('Karenia brevis'), muy frecuente en zonas más cálidas como el golfo de México, donde periódicamente causan mortalidades en distintas especies de delfines.

Por tanto, este trabajo del equipo investigador de la ULPGC representa una importante contribución a evidenciar el efecto letal asociado a cambios ambientales por la presencia emergente de microalgas (biotoxinas), y abre la necesaria profundización en la investigación del cambio climático con efectos sobre la salud animal y humana, en la que el IUSA está especializado.