Turistas aprovechan el puente de diciembre para disfrutar de Bilbao