Trabajo en equipo. / Pixabay

Trucos para afrontar cambios en el trabajo

Es posible que algunas situaciones en tu vida laboral se vuelvan difíciles, pero hay cosas que se pueden mejorar cultivando la capacidad de recuperación y buscando soluciones

F. ORTEGA Las Palmas de Gran Canaria

Para algunas personas afrontar los cambios les puede suponer sufrimiento o frustración e incluso problemas físicos, como depresión, ansiedad, estrés o dolor de cabeza.

Para prepararnos a esta nueva situación tendremos que tener capacidad de adaptación, aprender de los desafíos que nos proponen y verlos como algo positivo. Aunque de vértigo y pueda sonar terrible los cambios no solo son inevitables, son esenciales.

Es normal que te sientas fuera de tu zona confort, te sientas asustado, con miedos y con muchas inseguridades, pero reconocer esas sensaciones e intentar gestionarlas de forma positiva es algo que te ayudará a procesar ese nuevo desafío.

Puedes mejorar con pequeños cambios

  • Intenta conocer tu nueva circunstancia: sea un nuevo jefe, cambio de gestión, proyectos o simplemente cambios de organización, por ejemplo.

  • Estar tranquilo y tomar el control del momento en el que te encuentras es un paso para el proceso de enfrentar el cambio. Lo mejor es relajarse, respirar y moverse en la dirección que lleva la nueva situación y no en contra.

  • Adaptarse y buscar una fuente de motivación para realizar cambios que te ayudarán a encontrar soluciones.

  • Buscar apoyo es algo que te beneficiará, probablemente no seas la única persona afectada en el trabajo.

  • Finalmente, cuida tu cuerpo como de tu mente mientras atraviesas esta etapa.

La actitud que mantengas, la capacidad de adaptación y sobre todo la motivación con la que lleves la situación en el proceso del cambio, hará que la transición sea más rápida e incluso más fácil.

Para poder cambiar es imprencindible mirar hacia delante con un enfoque optimista, y eso significa que tenemos que realizar un cambio de actitud.