Un testigo: «Desde mi casa oí el impacto de la cabeza en el suelo»

14/03/2018

Un testigo afirmó ayer en el juicio que sienta en el banquillo al rumano acusado de matar a un paisano suyo a puñetazos en Guanarteme, que «desde mi casa oí perfectamente el impacto de la víctima contra el suelo. Le dio una piña certera, lo tiró y luego se montó encima de él y le siguió golpeando», señaló en la sala.

ETIQUETAS:

La de ayer fue una mañana intensa en la que prestaron declaración once testigos y tres peritos en el juicio que determinará la culpabilidad o no del ciudadano de nacionalidad rumana Daniel O., quien presuntamente acabó con la vida de su compatriota Félix B. a puñetazos en una pelea que se produjo el 26 de julio de 2016 en Guanarteme.

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular intentaron acreditar en los diferentes interrogatorios ante el tribunal del jurado que la víctima falleció a consecuencia de varios golpes ejecutados por el encausado con la finalidad de acabar con su vida. Mientras, la defensa no cesó en su empeño de hacer ver que la muerte no se produjo a causa de un solo golpe en la cara, sino de una infección posterior que sufrió Félix B. en el hospital cuando se encontraba en estado de coma vegetativo.

Pero esta tesis última planteada por el letrado Víctor Machado fue rechazada de pleno por dos testigos directos de la agresión. Uno de ellos, Adrián J. B., relató que mientras estaba en la ventana de su casa fumando, vio como pasaban los dos varones acompañados de una mujer y «estaban hablando, aunque la conversación se tornó violenta. Vi como el acusado intentó quitarle el móvil a la víctima y fue en ese momento cuando le dio una piña certera que lo tiró medio despedido al suelo. Cayó de cabeza al asfalto y luego se montó encima de él y lo siguió golpeando», dijo. «Para nada eran golpitos de reanimación, eran golpes fuertes. Vi todo perfectamente», relató al jurado.

Por otra parte, Eric D. T. dijo que en vez de un puñetazo había visto como Daniel O. le dio una patada a Félix B que «lo lanzó volando hacia la carretera», pero coincidió con que «luego se puso encima de la víctima y le propinó varios golpes fuertes mientras la chica los intentaba separar. Fueron más de dos o tres golpes, seguro», detalló este vecino que fue el que en ese momento llamó al 112 para auxiliar a la víctima.

También declararon dos personas que trasladaron el cuerpo herido de Félix B. del asfalto a la acera, operación que «hicimos con sumo cuidado», declararon.