Tres años de prisión a un policía por falsear una multa

15/07/2017

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a tres años de cárcel a un policía local de Las Palmas de Gran Canaria por atribuir a un conductor una conducta que éste no había realizado faltando de forma consciente a la verdad y propiciando que fuera multado.

ETIQUETAS:

La Sección Sexta de la Audiencia de Las Palmas notificó ayer la sentencia que condena a tres años de prisión, multa de 1.800 euros e inhabilitación para empleo o cargo público durante dos años por un delito de falsedad en documento oficial a Santos García Vega, un agente de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria que el 4 de noviembre de 2014 denunció a un vehículo que, según expuso en el boletín, estaba estacionado sobre la acera en la Avenida Marítima y que el conductor no se encontraba en el lugar «a sabiendas de que dicha circunstancia era absolutamente incierta».

El fallo, dictado por la magistrada Oscarina Naranjo, absuelve al acusado del delito de amenazas que le venía imputando la acusación particular –personada en el proceso en nombre de la dueña del vehículo– y de los cargos por otras dos supuestas denuncias falsas que le imputaban el fiscal y la acusación particular –la petición llegaba a siete años de cárcel–.

Entendían las partes que el 23 de septiembre de 2014 el agente había puesto otras dos denuncias falsas contra la misma conductora. Afirma la resolución «ninguno de los dos boletines de denuncia confeccionados [en aquella ocasión] pueden ser calificados de falsos: la conductora paró en medio de la vía de forma momentánea para dejar a sus hijos en el colegio (motivo de la primera denuncia ) y desobedeció las indicaciones del policía (motivo del segundo boletín).

Dice la Sala que en la segunda denuncia de esta jornada se aprecia «una intención de represalia del agente» contra la conductora, pero no que la infracción fuera falsa.