La cabecilla era una policía local de Santa Lucía

Simularon un siniestro para cobrar la indemnización

13/12/2018

La Sección Primera de la Audiencia Provincial condenó ayer a una banda liderada por una agente de la policía local de Santa Lucía de Tirajana, que ideó un plan para simular un accidente de tráfico y así, cobrar indemnizaciones y, de paso, hacer ver que en el siniestro, había perdido su arma reglamentaria que vendería posteriormente.

ETIQUETAS:

Por estos hechos, el tribunal condenó tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes, a la policía local Rosana Rodríguez a tres meses de prisión y 360 euros de multa por la estafa, otros 360 euros de multa por la denuncia falsa, 180 euros por las lesiones y 2.499 euros en concepto de responsabilidad civil. Pedro Suárez, al que la agente pidió que le buscara alguien para simular el accidente, fue penado con seis meses de prisión y 540 euros de multa por estafa. Mientras, Luis Miguel Dávila, quien se prestó a conducir el coche para llevar a cabo el choque contra la agente de policía, ha sido condenado a seis meses de cárcel y 540 euros de multa por estafa y otros tres meses por lesiones. En el vehículo en el momento del impacto acompañaban a Luis Miguel Dávila su novia Elena García y el amigo David Ismael Armas, que se conformaron con tres meses de prisión, 360 euros de multa y el pago de 3.000 euros de responsabilidad civil cada uno.

Por último, Miguel José Montelongo ha sido condenado a seis meses de prisión por el delito de tenencia ilícita de armas, puesto que reconoció que había comprado posteriormente a Rosana Rodríguez su arma reglamentaria, después de que no pudiese acreditar que le había desaparecido durante el accidente ficticio.

Los hechos comenzaron en octubre de 2012, cuando la acusada encargó a Pedro Suárez buscar a una persona para simular el accidente de tráfico. El mismo contactó con Luis Miguel Dávila y así pactaron simular el siniestro a fin de cobrar la indemnización por los daños físicos y hacer creer, además, que había perdido en el accidente su arma reglamentaria propiedad del Ayuntamiento de Santa Lucía, en ese instante. El accidente ocurrió a las 21.40 horas del 17 de octubre de 2012, en la calle Luis Saavedra Miranda, cuando el coche conducido por Luis Miguel Dávila no respetó la señal de stop y colisionó con el de Rosana Rodríguez.