A penas entre 21 y seis meses de cárcel

Siete condenados en la estafa de la Thermomix

15/03/2019

Han sido absueltos los dos presuntos cabecillas de esta banda que se dedicaba a contratar créditos que no pagaban y revendían varias veces los robots de cocina a cambio de comisiones.

ETIQUETAS:

Se trata de una organización que, según el fallo, en el periodo comprendido entre diciembre de 2011 y marzo de 2012, con el propósito de obtener un beneficio patrimonial ilícito y aprovechándose del sistema de ventas establecido por las entidades Vorwerk y Club Natura, rellenaron los oportunos contratos de venta y financiación aplazada de colchones y aparatos Thermomix que remitían a dos empresas prestamistas (Cofidis y Alf Bank, para los contratos relativos a Vorwerk y Findirect para los correspondientes a Natura Club). Esta maniobra la realizaban a sabiendas de que no tenían intención de hacer frente a las cuotas periódicas por carecer de medios, llegando en muchos de los casos a revender inmediatamente los productos recibidos. En otras ocasiones, la resolución considera que los mismos no eran entregados al supuesto adquirente.

Por una parte, el 18 de enero de 2012, Daniel Tejera recibió una Thermomix a sabiendas de que no iba a pagar las cuotas, procediendo posteriormente a su reventa en el establecimiento La Brujita. El previo de venta se estipuló en 956 euros. Mientras, el 25 de enero de 2012 el acusado Brian Jesús García compró otra Thermomix por 956 euros sin tener intención de pagarla y revendiéndola luego en el mismo local ese mismo día. Ese mismo modus operandi lo llevó a cabo Ione Jesús Vega, que vendió dos Thermomix en La Brujita, repitiendo la misma operación los días 14 y 27 de febrero de 2012. En las cuatro ocasiones los robots de cocina se encontraban precintados.

El 6 de marzo del mismo año, Josimar González vendió dos Thermomix sin desprecintar en la misma entidad procedentes de las operaciones anteriores, ganando por ello una comisión.

Durante diciembre de 2011, Teresa de Jesús Almeida y Francisco Javier Santana, obtuvieron sendas Thermomix que financiaron con préstamos de Akf Bank por importes de 956 euros cada una, y que revendieron el mismo día, dejando de abonar la totalidad de las cuotas.

Prisión e indemnizaciones.

En este procedimiento, tras la conformidad a la que llegaron con el Ministerio Fiscal, la magistrada ha impuesto penas de prisión y económicas a siete acusados. Ione Jesús Navarro –2.868 euros–, Josimar González –956 euros–, Brian Jesús García –1.485 euros– y Daniel Tejera –2.970 euros–, cumplirán 21 meses de prisión a cada uno. Mientras, Francisco Javier Santana –956 euros–, Teresa de Jesús Almeida –956 euros– e Iru Luzardo –1.485 euros–, fueron penados con seis meses de cárcel.

Siete condenados en la estafa de la Thermomix
Los dos presuntos cabecillas han quedado absueltos de sus cargos.

Por lo que respecta a los acusados Juana M. B. G. y Ayoze G. F. A. –defendido por el letrado Alexis Bethencourt en la imagen–, la magistrada ha estimado que no han quedado suficientemente acreditados los hechos que se le imputaban y que, según la Fiscalía, colocaba a ambos como los presuntos cabecillas de esta banda de estafadores. A este respecto, en el falo se indica que «aún a pesar de lo inverosímil de las versiones dadas tanto por Juana M. como por Ayoze G.», en el sentido por lo que respecta a la primera, «aunque era ella la que rellenaba los datos en los contratos, estos figuraban a nombre de su hija», cuyo paradero es desconocido y «no quiso proporcionar. El fallo entiende que era ella, «su hija Flavia Quintero», la empleada de Thermomix y no Juana M..

Además, los compradores «cuya capacidad económica ignoraba», se los proporcionaba «sin ningún tipo de honorario Ayoze G. el cual los conseguía por el simple boca a boca en el barrio». Detalla la sentencia que Juana M. «ignoraba la capacidad económica de los compradores así como que la intención de estos fuese abonar una única cuota para de inmediato revender la máquina en un establecimiento de segunda mano», versión que refrendó Ayoze G. manifestando que «nunca cobró por dicha tarea de intermediación», actuando «de forma totalmente altruista».