Niega la acusación y la víctima dice que lo consentía «por miedo»

Que le pegara e insultara formaba parte «de un juego erótico consentido»

07/02/2019

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas sentó ayer en el banquillo a Aomar A. B., que se enfrenta a 12 años de cárcel por haber cometido, presuntamente, una agresión sexual sobre su pareja, según las acusaciones, mientras que su defensa alegó que practicaban sexo sadomasoquista habitual y consentido.

ETIQUETAS:

En la vista, celebrada a puerta cerrada, la víctima declaró que era cierto que mantenían relaciones sexuales en las que existía la violencia, pero matizó que el encausado se las exigía y ella aceptaba porque «le tenía miedo», declaró. Añadió que ambos mantenían una relación tóxica y que en muchas ocasiones quiso dejarla, pero cuando lo volvía a ver, desistía de sus intenciones.

Por su parte, Aomar A. B. manifestó al Tribunal una versión totalmente contraria a la ofrecida por la denunciante y apuntó que era ella la que le pedía que realizaran prácticas sexuales en las que tenía que pegarla e insultarla: «Era así y formaba parte de un juego erótico consentido entre ambos», señaló.

Uno de los policías que prestó declaración dijo que, en el volcado de imágenes de móvil del acusado, habían muchas fotos en las que se veía a la pareja desnuda posando y ella mostrando las heridas provocadas, presuntamente, por esas supuestas prácticas sadomasoquistas.