Beatriz Sánchez, nueva jefa de la Fiscalía de Las Palmas

«No somos gobierno, sino Poder Judicial»

14/11/2017

La nueva fiscal jefa de Las Palmas, Beatriz Sánchez, se esforzó ayer en su discurso de toma de posesión por erradicar la imagen de sumisión de la Fiscalía al Ejecutivo. Recordó que la «dependencia jerárquica» no merma «la independencia para investigar», y aseveró: «No somos parte del gobierno, sino del Poder Judicial».

Las Palmas de Gran Canaria

La primera fémina que asume la jefatura de la Fiscalía de Las Palmas perfiló un discurso beligerante en la defensa de las mujeres –tanto en lo que se refiere a su valía profesional como a su defensa como víctimas de la violencia machista– y reivindicativo de mejoras en medios materiales y humanos para luchar contra la corrupción y la desigualdad.

Beatriz Sánchez Carreras, fiscal de la plantilla de Las Palmas desde 1990, sustituyó ayer oficialmente en la jefatura de la provincia de Las Palmas a Guillermo García-Panasco, desde el pasado julio teniente fiscal de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado.

Sánchez reclama la instrucción penal para los fiscales

Fue propuesta para el cargo al Gobierno por el fiscal general del Estado José Manuel Maza el pasado 25 de octubre, a propuesta del Consejo Fiscal, y accede a la cúpula del Ministerio Público en Canarias tras casi una década como fiscal delegada para la Violencia de Género en Las Palmas. Está casada, tiene dos hijos y hasta ayer era portavoz en la provincia de la Asociación de Fiscales (AF), de credo conservador.

En su primera alocución pública al mando de los 60 fiscales que componen la plantilla de Las Palmas, Sánchez Carreras tachó de «insuficientes» los medios con los que cuenta la Fiscalía para luchar contra las peores lacras que azotan a la sociedad –la corrupción en sentido amplio y la violencia contra la mujer– y recordó que a corto plazo los principales retos con los que se enfrenta la Justicia son la plena incorporación del expediente digital y la asunción por parte de los fiscales de la investigación penal en sustitución de los jueces de instrucción.

Fiscales de Las Palmas, con García-Panasco en primer término.
Fiscales de Las Palmas, con García-Panasco en primer término.

«Somos de los pocos países en el ámbito europeo en los que el fiscal aún no ha asumido la investigación penal»; expuso, «y necesitamos medios para hacerlo, pero estamos preparados».

Injerencias.

La fiscal apuntó que, a su juicio, una de las críticas más recurrentes a las que se enfrenta el Ministerio Público en España –su supuesta dependencia a las decisiones del partido político que se encuentre en el poder– no está fundamentada: «No somos parte del gobierno, sino parte del Poder Judicial»; aseveró, para añadir que no se debe «confundir la dependencia jerárquica con la falta de independencia». Recordó en este sentido que el estatuto del Ministerio Público blinda al fiscal de las injerencias políticas y legitima a todo aquel miembro del Ministerio Público que se sienta presionado a denunciar tan situación ante el Consejo Fiscal, con la posibilidad de que el caso llegue hasta la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Carreras desglosó un extenso rosario de agradecimientos que empezó con un emocionado recuerdo a su madre y a su abuelo, siguió por los dos primeros jueces con los que colaboró en instrucción –Pilar Parejo, hoy en la Audiencia de Las Palmas, y Tomás Martín, al frente de Instrucción 3–, se explayó en los funcionarios judiciales con los que compartió 25 años de trabajo en Instrucción 3 de la capital grancanaria y finalizó en los fiscales Vicente Garrido, Guillermo García-Panasco y Ernesto Vieira; estos dos últimos fueron sus padrinos en el acto de juramento como nueva fiscal jefa.