La mujer del asesinado en Paseo de Chil pide que «se haga justicia»

«Mi hijo me gritaba sin parar ‘¡mamá, que lo apuñaló!’»

28/11/2018

«Íbamos por la calle mi pareja, mi hijo y yo y cuando vimos de lejos a Adriel, cruzamos la calle para no encontrarnos con él, pero vino a por nosotros, sacó un cuchillo y se lo clavó en el estómago». De esta manera relató ayer la esposa del varón asesinado en Paseo de Chil en abril de 2017, un crimen que está siendo juzgado ante el tribunal del jurado y que ha sido reconocido por el propio autor de los hechos.

ETIQUETAS:

La pareja de la víctima compareció ayer para declarar sobre los hechos y lo hizo visiblemente entera, aunque en ocasiones no pudo reprimir la angustia de recordar un suceso tan trágico: «Estaba embarazada de nuestro hijo y solo me viene a la mente cuando apuñaló a Aldo y mi hijo me gritaba sin parar ‘mamá, que lo apuñaló, mamá, que lo apuñaló’, a la vez que Aldo me miraba con cara de sorpresa poniendo su mano donde le había clavado el cuchillo. Tenía las tripas fuera y pudo caminar solo hasta la gasolinera. No hubo gritos, insultos ni amenazas por nuestra parte, solo vino él –refiriéndose al acusado– directo hacia nosotros insultándolos y le apuñaló, tiró el cuchillo a una papelera cercana y se fue caminando tan tranquilo. Todo fue muy rápido», relató.

La mujer recordó que «gracias a Dios no perdí a mi niño, que nació el día 12, trece días antes de que Aldo falleciera. Teníamos planes de boda, de comprarnos una casa, habíamos montado la cuna... solo quiero que se haga justicia», insistió

Por su parte, la madre del acusado dijo en la sala que el fallecido había provocado muchísimas veces a su hijo y que éste sufría una «enfermedad mental importante». El día de los hechos «mi hijo estaba perdido, se escapó del hospital y en un enfrentamiento con Adriel podía hacer una locura».

El juicio proseguirá hoy con los informes de las partes.